Bullying psicológico: un ataque más profundo y difícil de borrar

El bullying en sí es un concepto nuevo para muchos en la sociedad, no obstante este fenómeno va en aumento y tiende a extenderse, especialmente en los sectores más sensibles y vulnerables como lo son los jóvenes y niños.

El mismo se desarrolla en diversos ambientes ya como un problema social que crece a pasos agigantados creando diferentes tipos de abusos.

Amedrentar es el objetivo principal del Bullying Psicológico, el cual se arraiga en las víctimas como un recuerdo recurrente en su mente donde ejerce un poder que muchas veces no logran controlar, como en el caso de los niños en que se crea un sentimiento de temor.

MIEDO

Los escenarios son diversos e intensos a partir de la existencia de la intimidación, que significa causar o infundir miedo, los riesgos son más altos ya que el miedo es una angustia a causa de un riesgo o daño real o imaginario; es también la aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que quiere.

Las amenazas a una persona pueden dejarla con un sentimiento de miedo, que no le permita vivir tranquila, llevándola a decisiones peligrosas para su integridad.

El Bullying psicológico es una de las formas de abuso más dolorosas y difíciles de superar ya que radica en el subconsciente de la víctima, que por lo general anteriormente ya sufrió de algún otro tipo de ataques. Ocurre por ejemplo cuando existe una persecución, que es una manera agresiva, violenta y continua de acosar a alguien con el fin de que haga lo que la otra persona quiere.

Puede ocurrir que al llegar la víctima el agresor esté al acecho para acorralarla y comenzar a molestarla y violentarla.

Este fenómeno no solo afecta a las personas víctimas sino que a su entorno más cercano ya que el abuso los lleva a realizar actos que no se justifiquen en su persona y que crean contradicciones para los seres queridos, los cuales muchas veces no están preparados para este tipo de hechos.

CÓMO ACTUAR

La familia y el entorno laboral muchas veces quedan perplejos ante este tipo de situaciones que los llevan a reflexionar sobre cuáles pueden ser las estrategias a utilizar para ayudar a un niño adolescente víctima de este tipo de abuso. Referente a esto la Psicóloga Celsa Vera comentó a 5días algunos puntos a tener en cuenta:

LA AUTOESTIMA

Es sumamente importante, mencionó la profesional, trabajar en la autoestima de los niños desde pequeños pero reforzar la misma cuando se llega a la etapa de adolescencia ya que es la época de los cambios en la cual surgen los mayores conflictos personales, que es también un ambiente propicio para caer en el problema de la inseguridad del cual se aprovechan los abusadores.

MONITOREO

De suma importancia para los padres es el hecho de mantener una relación de comunicación fluida con sus hijos en la cual puedan fomentar la confianza para dialogar de cualquier tipo de problemas o miedos que ellos estén sintiendo en cualquier ámbito del día a día.

TRABAJO EN CONJUNTO

La profesional remarca además que los padres y los docentes deben estar alertas y poder trabajar en conjunto a la hora de encontrarse con el bullying psicológico, el cual puede ser mucho más difícil de percibir ya que no deja huellas físicas, los mismos además tienen el compromiso de apoyar a las víctimas en su cuidado psicológico

bullyingpsicologia