Liberar información bancaria puede ser contraproducente

La Subsecretaría de Es­tado de Tributación (SET) analiza la posibilidad de crear una ley que le otorgue la capacidad de romper el secreto bancario, con el fin de obtener mayor infor­mación para luchar contra la evasión y el lavado de dinero.

En comunicación con el diario 5días, Alberto Acosta Garbarino, presidente del banco Familiar, señaló que si bien hay una tendencia internacional de transpa­rencia, hay que tener mu­cho cuidado con este tipo de atribuciones, ya que las instituciones del Paraguay son muy débiles.

 

TRANSPARENCIA

Acosta Garbarino explicó: “Yo creo que el mundo en­tero se está moviendo ha­cia una mayor transparen­cia en todo sentido, cada vez es más difícil que los países tengan legislaciones que prohíban el acceso a la información”.

También señaló que los países actualmente tien­den a hacer acuerdos de in­tercambio de información como consecuencia de la aparición de delitos a nive­les internacionales.

El presidente del banco Familiar comentó: “Es una tendencia internacional que es casi inevitable, pero hay que hacerlo con mucho cuidado, hay que encontrar un punto de equilibrio en­tre la transparencia de la información y la intimidad de las personas. Nosotros estamos en un país donde son muy débiles las insti­tuciones, vemos perma­nentemente que se toman como públicas cosas que son de la intimidad de las personas”.

 

DEBILIDADES

Según Acosta Garbari­no, este tipo de consultas deben ser específicas, no masivas y deben realizarse en el marco de algún tipo de investigación. Compar­tió, además, que en caso de que la información sea mal utilizada por la debili­dad de las instituciones, se podrían dar chantajes, ex­torsiones y secuestros. Fi­nalmente, agregó que una mala administración de la información incluso podría generar una reducción de los depósitos del sistema.

 

LEY

Lo llamativo del caso es que la nueva Ley 5587/16, que modificó la Ley de Bancos y Financieras, se­ñala que la SET puede tener acceso a cuentas bancarias, pero bajo ciertas condicio­nes.

Según el artículo 86, el deber de secreto no regirá cuando la información sea requerida por la máxima autoridad de la SET y de la Dirección Nacional de Aduanas, refiriéndose a un responsable determinado, bajo una solicitud formal y en curso de una verifica­ción relacionada al contri­buyente.