Refieren que cultura del ahorro va en aumento

Jóvenes ya se proyectan más al largo plazo

Para muchos aho­rrar no forma parte de sus pre­ocupaciones, sin embargo hoy son mu­chas más las personas que deciden destinar un porcentaje de su salario a una caja que les garan­tice seguridad financiera a futuro. Es que ahorrar es, más que previsión, una garantía para cum­plir sueños que parecen ser inalcanzables con los ingresos que percibimos.

En el marco del Día del Ahorro que se celebra hoy en todo el mundo, conversamos con el analista económico Emiliano Estigarribia Canese, quien abordó sobre la importancia de llevar a la práctica este hábito difícil de aplicar y fácil de aban­donar.

De acuerdo a Estigarribia, la cultura del ahorro va en aumento en Paraguay, pues hoy los jóvenes son más conscientes y cada vez piensan más en el lar­go plazo, pese a que ello requiere una mayor disci­plina y organización.

Mencionó que el mer­cado hoy ofrece dos po­sibilidades para hacerlo obteniendo una buena rentabilidad, como los ahorros a plazo fijo, en donde los jóvenes buscan dejar un pequeño capital a largo plazo lograr un mayor interés sobre lo depositado. Por otro lado, el ahorro programado, en donde cuanto mayor sea el plazo, mayor es la tasa de interés. “Cier­tamente esos ahorros programados se adecuan más a las necesidades de los jóvenes porque no les requiere contar con un capital mínimo inicial, sino básicamente ellos van programando su cuo­ta fija, y eso va generando intereses, generalmente mensuales, y es más ren­table”, señaló.

El experto recomienda destinar dentro de un 15 y 20% de los ingresos men­suales para ahorros y preferentemente, tomarlo como una cuota de crédi­to como planificación. “Uno debería tratar de po­nerse metas financieras a mediano y largo plazo, de manera a poder estimular aún más esa posibilidad de ahorrar, y naturalmen­te el componente más importante del ahorro va de la mano con ese plan futuro”, agregó.

Generalmente, uno acos­tumbra a hacer grandes gastos no planificados, por los cuales se endeuda; sobre el punto, Estigarri­bia explicó que es mejor programar ese gasto a futuro con un ahorro. “En lugar de pagar intereses por el crédito, uno lo que hace es ir adelantando esa compra, y en lugar de pagar intereses, lo que hace es cobrar intereses”, puntualizó sobre este conveniente sistema de manejo con las finanzas.

Sobre los desafíos para la propagación de esta cultura, añadió que en Paraguay existe una gran necesidad de fomentar la educación financiera desde la infancia, incor­porando a la malla curri­cular materias sobre el tema, de modo a que los niños aprendan a mane­jarse con el dinero. Men­cionó también las exen­ciones en el impuesto a la renta personal (IRP), en donde la imposibilidad de deducir el ahorro del impuesto desincentiva a los ahorristas. “Eso genera una suerte de desincentivo al ahorro, sobre todo a las personas que están inscribiendo al IRP”, concluyó.