40 años de diplomacia entre EE.UU. y China

Lazos atraviesan momento más crítico desde 1979

Gestión, Perú

www.gestion.com.pe

Dudas, inestabilidad e incertidumbre son algunos de los términos que mejor definen las actuales relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos , que cumplieron su cuadragésimo aniversario agriadas por las constantes acusaciones mutuas y su espinosa disputa comercial.

Expertos de ambos lados coinciden en que los lazos atraviesan su momento más crítico desde aquel 1 de enero de 1979 en que Washington decidió reconocer a Pekín en detrimento de Taipéi.

Para Tong Zhao, analista del centro de estudios Carnegie-Tsinghua, no parece que los litigios vayan a solucionarse a corto plazo en un momento en que “la desconfianza mutua ha alcanzado cuotas nunca vistas”, y apunta a una renovada rivalidad ideológica como principal escollo.

“La relación bilateral ha llegado a un punto crítico. La creciente desconfianza se debe a que los dos países defienden sistemas de valores que cada vez son más conflictivos entre sí y que incuba muchos de sus malentendidos”, explica Tong.

El experto cree que “será difícil” evitar nuevos enfrentamientos y pugnas dialécticas en ámbitos como comercio, diplomacia, seguridad y defensa o derechos humanos.

Disputa
“No hay manera de solucionar estos problemas subyacentes. Washington le pide a Pekín reformas económicas estructurales, y el problema de fondo es que las autoridades chinas están convencidas de que cambiar su modelo implica correr demasiados riesgos para la estabilidad económica y política del país”, señala.
La consecuencia es que “los desacuerdos se amplificaron en asuntos como los de Taiwán, el Mar de China Meridional o en cómo abordar la amenaza nuclear de Corea del Norte”, añade.

La efeméride coincide con la fecha acordada para posponer de manera temporal incrementos arancelarios mientras negocian un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial.

China ha reaccionado furiosamente ante esta detención, vista como un ataque al sector tecnológico y de innovación que pretende desarrollar, y que se enmarcaría en la pugna por la futura hegemonía tecnológica.

El Dato

En los últimos 40 años en la agenda bilateral, como las quejas de Pekín por la venta de armas estadounidenses a Taiwán o las condenas de Washington a las violaciones a los derechos humanos en China.

internacionalesRIPE