El arte de la costura y diseño presente en empresa familiar

Dulce Hogar

Por Karen Martínez
kmartinez@5dias.com.py

 

El joven soñador Juan Diego Fernández, quien nació entre hilos y retazos de telas, hereda la marca Dulce Hogar; iniciada por su madre hace más de 30 años. Hoy Fernández encabeza de dos emprendimientos.

Actualmente, Dulce Hogar se encarga de vestir a varias oficinas del país en todos los rubros, su fuerte es el de las chaquetas para chefs, y uniformes corporativos. La empresa la inició Vivian Arce, madre de Juan Diego Fernández, con una inversión promedio de G. 5 millones. Hasta el año pasado Dulce Hogar tercerizaba el servicio de producción, por ello, en septiembre del 2018 el hijo de Arce, quien también se hace cargo del control de producción en Dulce Hogar, se anima a habilitar un taller de producción independiente.

“Arrancamos con el taller al notar una necesidad y al ver la oportunidad de trabajo que genera este tipo de rubro. Decidí abrir la microempresa a mis 21 años, trabajando siempre en conjunto con la empresa familiar de Dulce Hogar, pero trabajando independientemente con otras empresas que requieren nuestros servicios”, explicó Fernández. Para iniciar con el taller, Fernández utilizó todos sus ahorros y en asociación con su inversora externa Jimena Roldán, invirtieron G. 90 millones. Actualmente en el taller trabajan 6 personas, y en Dulce Hogar 35 personas. Los precios varían desde una remera por G. 70 mil y las camisas desde G. 90 mil.

“A futuro queremos trabajar con cantidades más grandes y por sobre todo, con sastres para hacer las prendas a medida. A veces es muy difícil a la hora de emprender chocar con la parte burocrática para formalizar las mipymes en Paraguay”, finalizó Fernández.

CosturadiseñoDulceHogarUniformes