Pronostican año difícil para el agro

Luego de 7 años de buena producción y excelentes rendimientos de soja, productores sostienen que el 2019 será un año difícil para el agro. Esta coyuntura se observó ante escenarios que complicaron la situación desde el punto de vista productivo, aparte de los obstáculos comerciales y económicos que generan la caída de precios, que se viene arrastrando desde el 2015, pero con productividad sostenida en niveles razonables para poder funcionar bien el sistema de trabajo.

En el 2019 después de siete años se tendrá una merma en la producción, a raíz de los problemas en el desarrollo del cultivo que arrancó bien con muchos días de lluvias pero pocas jornadas de sol que terminaron complicando el crecimiento de la planta.

PÉRDIDAS EN EL SECTOR

Según un informe realizado por la consultora MF Economía, estiman que con las últimas evaluaciones realizadas de aproximadamente el 70% del área sembrada, las pérdidas para la soja podrían alcanzar valores en torno a los 667 millones de dólares, es decir, estos recursos no ingresarían al circuito económico del país.

Los rendimientos obtenidos varían según la zona y la época de siembra y en este sentido, se estima un promedio de 2.524 kilos por hectárea para el área evaluada. Con la complicada situación registrada en el campo, se obtendría una merma en la producción de poco más de 1 millón de toneladas, lo que a precios promedio esperados para esta campaña, de 265 US$/ton, representa una pérdida por sequía de unos US$ 275 millones.

También se tendría una pérdida por diferencia de precios, la cual se calcula con la diferencia de los precios promedio de esta campaña y la anterior, y con la producción que se espera para esta campaña. Esta pérdida alcanza unos US$ 353 millones. Finalmente se tiene una pérdida combinada por volumen y precio de unos US$ 39 millones.

Con todo lo anterior, la expectativa es de una caída de 10%, lo cual tendría un impacto en el Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor de -0,8%. Además, esto no solo afecta al sector agrícola, sino que también tiene un efecto multiplicador sobre otros relacionados, como la industria, el transporte, el comercio y las finanzas. El presidente de la Unión del Gremio de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo, aseguró que en el 2019 será un año complicado para la producción de soja que traerá consigo mucho “apriete financiero y económico”.

Destacado