Zona granelera en alerta ante avance de roya

Productores de los departamentos de Itapúa y Alto Paraná se encuentran en alerta,  ante la inestabilidad climática en esta zona granelera que permitió la aparición de nuevas plagas que años anteriores no se observaban en las parcelas de soja.

Además, en el Chaco paraguayo se intervinieron focos de langostas que, gracias a la rápida intervención del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), pudo ser controlado.

ALERTA FITOSANITARIA

Ante la detección de focos de la enfermedad roya asiática de la soja, en cultivos de Alto Paraná e Itapúa, el Senave emitió una alerta fitosanitaria. La Dirección de Protección Vegetal, informó que mediante las tareas de monitoreo de campo en áreas comerciales de soja se detectaron casos de alta incidencia y severidad de la enfermedad en las regiones de Naranjal, Santa Rita, Capitán Miranda, Hohenau y San Rafael del Paraná.

Ante esta situación, y atendiendo los factores climáticos favorables para la diseminación de la plaga -especialmente en aquellos cultivos que se encuentran en la etapa reproductiva- en la que son altamente vulnerables al ataque de esta enfermedad, el Senave recomienda medidas de control.

El clima inestable que se presenta actualmente en la zona granelera del país desfavorece al control de las plagas registradas. “Otro tema que nos preocupa son los rendimiento actuales que están por debajo de lo esperado los precios tampoco están ayudando y eso origina que el productor no pueda recuperar la inversión realizada explicó Michael Cristam de la Cooperativa Naranjito. Por su parte, el Senave insta a los propietarios y responsables de los cultivos que informen cualquier aparición de la enfermedad y se les recuerda que pueden enviar las muestras con síntomas sospechosos de roya al laboratorio o a las diferentes oficinas regionales en todo el país.

LANGOSTAS EN EL CHACO

Semanas atrás el Senave llevó a cabo intervenciones para el control de pequeños focos de langostas voladoras detectados en Alto Chaco. Ernesto Galliani, director de Protección Vegetal del Senave, explicó que se llevaron a cabo de aplicaciones de productos químicos con el objetivo de evitar la dispersión de la plaga.

Indicó que se detectaron varias poblaciones de langostas pertenecientes a diferentes especies. Ante este escenario, los técnicos continuarán con los trabajos de monitoreo, de manera a delimitar las zonas de ataques y realizar los controles puntuales, cuidando todos los detalles de la fumigación.