Economía se contrajo en el último mes del 2018

Datos del IMAEP y el ECN revelan desaceleración

El 2018 cerró a la baja, con desaceleraciones económicas y comerciales, revelaron las actualizaciones del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAEP) y el Estimador de Cifras de Negocios (ECN) correspondientes al mes de diciembre.

De acuerdo a los informes del Banco Central del Paraguay (BCP), el IMAEP tuvo una variación negativa de 0,2% en comparación a diciembre 2017, mientras que el ECN registró una disminución interanual de 1,4%.

Según la banca matriz, la ralentización económica en diciembre se debió al bajo desempeño de algunas ramas industriales, la generación de energía eléctrica y sector servicios.

De esta manera, el IMAEP registró un crecimiento acumulado de 3,7% en el 2018, menor al 4,4% registrado en diciembre del año anterior. Asimismo, el indicador que mide la actividad comercial, el ECN, tuvo un crecimiento acumulado menor al 7,3% de diciembre 2017, cerrando el ejercicio 2018 en 2,6%.

PROYECCIÓN

Consultado acerca del comportamiento de la economía al cierre del año pasado, el economista Wildo González manifestó que el cuarto trimestre dio cuenta de una notable disminución en el ritmo de expansión de la economía.

“Con los datos preliminares del IMAEP, el PIB del cuarto trimestre habría registrado una variación interanual de 1,4%. MacroPY Nowcasting anticipaba un crecimiento de 2,5%, que ya daba cuenta de una disminución continua de las proyecciones de crecimiento”, comentó González.

El economista señaló que anticipa que los indicadores de consumo privado revelen una expansión casi nula para el comienzo del 2019, debido a que las ventas minoristas cerraron el último mes del año con tasas de crecimiento negativas. Añadió también que a eso se le agregan importaciones de consumo con tasas negativas, anticipando un menor nivel de gasto de las familias para el primer trimestre del año.

Por parte de las firmas, González dijo que MacroPY prevé indicadores de la inversión, como las importaciones de bienes de capital y de bienes intermedios (excluyendo combustibles), con datos a enero que anticiparán una menor inversión para inicios del 2019.

“Con todo, parte importante de la menor expansión de la economía da cuenta de un menor nivel de gasto de familias y de las firmas”, afirmó el economista. “Esto se da en un contexto de menor demanda externa debido a la depreciación de los países vecinos, junto con un empeoramiento en el mercado laboral, reflejado en la menor tasa de expansión del empleo asalariado”.

“En tanto, el sector privado, con expectativas de menores retornos agrícolas debido al impacto de la sequía sobre la soja, contraen sus decisiones de inversión, reflejado en la mencionada disminución de importaciones de capital, y menor demanda de crédito ante este escenario adverso”, concluyó González.

BCPDestacadoECNeconomíaIMAEP