Pasfin continúa con su apoyo a la educación

Empresa se ha convertido en una pieza fundamental de la organización

 

 

La empresa Pasfin buscando con­tribuir de algu­na forma con la educación del país, se ha convertido en una de las principales aportantes de la fundación “Un Pupitre Para Mi Escuela” y según anunciaron en este año ya sumaron alrededor de 500 pupitres entregados a dis­tintas instituciones educa­tivas del país.

“Pasfin como empresa está muy comprometida con la educación, queremos contribuir de alguna forma al país, a través de la edu­cación tratar de brindar algo para ir creciendo, la educación es la base que nosotros necesitamos para que el día de mañana po­damos seguir progresando, como nación y también como personas”, mencionó Valeria Aranda, gerente de RR.HH. de la empresa. 

FUNDACIÓN

La idea nació gracias Mar­co Nicolás Bo, el mismo busca llegar a cubrir algún día la excesiva cantidad de pupitres necesarios en el país. “El número acá en Paraguay es de 1 millón de personas estudiando sin pupitres. Según nuestras fuentes en el 95% de las escuelas beneficiadas con las donaciones los alumnos demuestran un mejor ren­dimiento”, argumentó Bo.

Los pupitres son realizados por la empresa Envapar, y todas las personas pueden sumarse a la causa donan­do desde un pupitre, los cuales tienen un costo de G. 150 mil.

Por su parte Aranda a la vez comentó la importancia de la realización de este tipo de actividades e instan al sector privado a sumarse y lograr llegar a más niños y niñas que sufren carencias a la hora de estudiar. Ade­más indicaron que Pasfin fue fundada para dar una respuesta a las necesidades de las pequeñas y media­nas empresas de acceder a fuentes de financiamiento menos burocráticas y esta vez se ha convertido en una aliada primordial para me­jorar la educación del país.