Cementera invertirá unos US$ 200 millones

Empresa italiana confirma instalación

Ayer los directivos de Colacem se reunieron con el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, junto al embajador de Italia en Paraguay, Gabriel Annis y la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, a los efectos de informar de los trámites para la inversión en el norte del país.

Los directivos de la firma italiana Colacem confirmaron que el año próximo iniciará la instalación de una fábrica de cemento en San Alfredo, departamento de Concepción, con una inversión de US$ 200 millones.

El representante diplomático italiano Annis, destacó el apoyo del Gobierno a la iniciativa. “Fue confirmado hoy el total apoyo del Gobierno de Paraguay a esta inversión por lo cual yo, agradezco, y confirmo el apoyo del Gobierno italiano a esa inversión que para nosotros es fundamental y estratégico”.

NEGOCIOS

El diplomático señaló que la relación bilateral que se vive en la actualidad es muy positiva en todos los campos. “En mayo hicimos un foro de negocios que tuvo mucho interés por parte de empresas italianas, pero esta inversión es determinante para nosotros, es un excelente clima de negocios que este Gobierno está creando en el país”, manifestó.

Refirió que la inversión implicará proyectos sociales, respeto al medio ambiente y tecnología de punta. “Estamos muy contentos porque vamos a traer desarrollo para una región del Paraguay que lo necesita mucho”, y no descarta que detrás de esta inversión llegarán otras lo que generará un crecimiento fuerte de la presencia económica e industrial italiana en el país.

Por su parte Marco Focardi vicepresidente de la empresa Colacem, subrayó la importancia de instalarse en el país donde considera que existe tranquilidad para que ellos se puedan expandir, y también ayudar al crecimiento económico de la región.

PROYECTO

El Grupo Financo por medio del proyecto Colacem Paraguay tiene como objetivo contribuir a que los lugares donde operan sean más habitables, mediante la creación de valores económicos, culturales y sociales. La compañía asignará importantes recursos a las comunidades donde opera para apoyar estudios, actividades culturales, como así también colaborar  con las autoridades locales, proteger el patrimonio histórico, y prevenir, mitigar, restaurar o compensar cualquier daño ambiental que esta pudiera ocasionar.

La construcción de la planta cementera demandará la mano de obra de 700 personas o puestos de trabajos durante 36 meses. Una vez terminada la construcción habrá demanda de empleo a largo plazo a 500 personas. Además tendrá la capacidad de producir 2.000.000 tolneladas/año de cemento, con una producción anual estimada de 1.500.000 toneladas/año de Clinker.

Referente al cambio climático y a la calidad del aire, la planta utilizará tecnología de producción avanzada para lograr un consumo eficiente de energía y minimizar el impacto en el entorno.

Se instalará un diseño innovador en la planta que incluye la instalación de filtros de aire electrostático/tejido hídrico para posicionar un control confiable y dinamizar la emisión de gases y material particulado (polvo) al medio ambiente. También la instalación de filtros de mangas que son adecuados para este tipo de actividad. Por lo tanto con los equipos de alta tecnología se logrará tener calidad de aire como exigen las normas internacionales y locales.