Divisas llegan a su valor más bajo

Tras 7 años se presenta problemática

Por Karen Martínez
kmartinez@5dias.com.py

Por primera vez luego de casi 7 años, las divisas no llegan a US$ 2 mil millones, según datos del Banco Central del Paraguay.

El ingreso de divisas generado por las operaciones de exportación de la soja y los productos industrializados a partir de la misma alcanzó este año su valor más bajo para el séptimo mes del año desde la sequía del 2012, que había comprometido una porción importante de la cosecha.

A junio los US$ 1.970 millones registrados representan una disminución del 24% en comparación al mismo periodo del año pasado y, es el primer año desde el 2013 en el cual no se supera la línea de los US$ 2 mil millones en un semestre.

Esta disminución se debe tanto al menor volumen exportado como a los menores precios internacionales, que terminan de configurar una situación complicada para toda la cadena de valor, que también debe afrontar la incertidumbre de los constantes cambios de reglas.

En comunicación con Sandra Noguera, gerente general de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), señaló que la situación de bajos ingresos de divisas en el complejo soja se debe al doble efecto negativo que se registró este año, con una caída en la producción de soja a la que se sumó una reducción en los precios internacionales.

“A todo esto se le suma la incertidumbre a nivel local, primero con los nuevos cambios de reglas con la reforma tributaria y últimamente con la situación de inestabilidad política generada incidieron en los resultados, ya que todo esto genera expectativas muy negativas en toda la cadena y dificulta el normal desarrollo de las actividades. En el sector son muy pocas las cosas que podrían modificarse en el segundo semestre, aunque en términos generales esperamos que el contexto político y social se pueda estabilizar para trabajar en la recuperación de la economía nacional”, agregó.

PERSPECTIVA
Con respecto a las proyecciones para el segundo semestre, la titular explicó que consideran que se debería apuntar también a mediano y largo plazo, más allá de la situación actual de recesión, con una política de fortalecimiento de las industrias.

“Creo que se debe apuntar a convertir las ventajas comparativas que tiene el país en ventajas competitivas y que Paraguay pueda ser proveedor en mayor medida de productos industrializados a partir del mayor aprovechamiento de las materias primas”, finalizó.

AgroDestacado