En 2018, rubro de ketchups movió unos US$ 4 millones

Este año el rubro observó una variación positiva de 1%

De acuerdo a datos de la consultora CCR, entre julio del 2018 y el 2019 se habría consu­mido aproximadamente 890 toneladas de kétchup alrededor de todo el país, con lo que el movimiento comercial pudo llegar a unos US$ 4 millones con la venta de este producto.

Según CCR, comparando con los números del periodo ante­rior, es decir, de julio de 2017 al del 2018, este año el rubro observó una variación positiva de 1%. Este dato es particular dentro de los rubros que abarca la encuesta, pues gran parte de los sectores va obteniendo re­sultados a la baja. Esta categoría, en lo que a las encuestas de la consultora refiere, se divide en dos segmentos ponderados. Ambos distan bastante el uno del otro, pues las de Doy Pack se llevan el 71% de las decisio­nes de compra, mientras que las de sachet conforman el 29% de todo el volumen de venta.

El informe señala también que en Asunción y Gran Asunción se concentra el 83% de los consumidores, y es en este polo del país en donde se dispone de al menos dos marcas a elección del consu­midor, con lo que la oferta es baja en cuanto a diversidad de opciones en las góndolas.

Por otro lado, CCR indica que en el interior del país el surtido de marcas puede llegar a ser ma­yor, pues la cifra de oferta supera en 1 punto a la existente en la capital y su periferia. No obstan­te, en las ciudades del interior se encuentra tan solo un 17% de todos los consumidores de este producto estrella entre los aderezos de comidas. Mauricio Larrosa, director de CCR, alertó que para este año no pronosti­can una pronta recuperación o crecimiento en las ventas, y que el promedio de la caída estaría en torno a un 5%, inclusive algunas categorías llegaron a una caída de 8%. “Consideramos que el año que viene las ventas debería mejorar por distintos factores, arrancando por el climático porque deberíamos tener una mejor temperatura, seguramente los mercados se van a ir recuperando, así como la zafra y otros indicadores que este año fueron negativos el año que viene se deberán ir mejorando y eso se va a derra­mar en el consumo”, manifestó.