Las cooperativas cierran un primer semestre positivo

A pesar de menor dinamismo en la economía

Por Karen Martínez
kmartinez@5dias.com.py

En el área de los créditos, las cooperativas de producción tipo A (las de mayor tamaño) tuvieron un incremento de 5,7% respecto al cierre del 2018, al llegar a los G. 6,29 billones, y los activos subieron 1,3% para ubicarse en G. 14,08 billones.

Las cooperativas de ahorro y crédito, por su parte, incrementaron en 4,3% sus carteras de préstamos, en el primer semestre del año, con montos que llegaron a los G. 12,63 billones. Los excedentes (el equivalente a las ganancias o utilidades del sistema financiero) aumentaron 44,8% y los activos, 2,6%, al sumar G. 158.564 millones y G. 16,66 billones, respectivamente.

El índice de liquidez experimentó un deterioro de tres puntos porcentuales en este segmento, desde el cierre del primer semestre del 2018, al reducirse a 23,9%. La morosidad se fijó en 8%, por debajo del 8,7% registrado un año atrás.

 entidades sumaron G. 16,66 billones, al cierre del 2019.

La cartera de créditos que manejan estas entidades, presentó un crecimiento de 4,3% en el semestre. Esta cartera cerró el presente pe­riodo en G. 12,63 billones.

La tasa de morosidad pro­medio de las entidades de ahorro y crédito Tipo A, se ubican en 8% al cierre de ju­nio del 2019, menor al 8,7% observado en igual periodo del 2018.

La cartera de ahorro que manejan estas entidades so­lidarias creció 3,2 % a junio del 2019, inferior al 5,6% ob­servado en el mismo perio­do del año anterior. Esta car­tera sumó G, 11,60 billones.

Los depósitos a plazos ma­yores a un año presentaron el mayor incremento en el periodo con 12,7% seguido de los depósitos a la vista con 2,7% y los depósitos con un año de plazo aumenta­ron 2,2%.

El capital social de este grupo de cooperativas, as­cendió a G. 2,36 billones, al cierre de junio del 2019, su­perior en 4,6% a los G. 2,25 billones observados en el año pasado.

Las cooperativas de ahorro y crédito Tipo A, cerraron el mes de junio, con exceden­tes de G. 158.564 millones, presentando así un incre­mento de 44,8% con rela­ción al mismo periodo del año anterior.

El índice de liquidez se ubicó en 23,9% menor en 3 puntos porcentuales a lo observado en el mismo pe­riodo del 2018.

El rendimiento sobre los activos al cierre del primer semestre fue de 1,9% supe­rior al 1,4 % observado un año atrás. Mientras que el rendimiento por el capital fue de 13,5%, mayor al 9,9 % registrado al sexto mes del 2018.

Al cierre del primer trimes­tre del año, en el área de los créditos, las cooperativas de producción tipo A (las de mayor tamaño) tuvieron un incremento de 5,7% res­pecto al cierre del 2018, al llegar a los G. 6,29 billones, y los activos subieron 1,3% para ubicarse en G. 14,08 billones.

Las cooperativas de ahorro y crédito, por su parte, in­crementaron en 4,3% sus carteras de préstamos, en el primer semestre del año, con montos que llegaron a los G. 12,63 billones.

Los excedentes (el equi­valente a las ganancias o utilidades del sistema finan­ciero) aumentaron 44,8% y los activos, 2,6%, al sumar G. 158.564 millones y G. 16,66 billones, respectivamente.

El índice de liquidez ex­perimentó un deterioro de tres puntos porcen­tuales en este segmento, desde el cierre del pri­mer semestre del 2018, al reducirse a 23,9%. La morosidad se fijó en 8%, por debajo del 8,7% regis­trado un año atrás.

Según el informe del Insti­tuto Nacional de Cooperati­vismo (Incoop), con relación a las cooperativas de ahorro y crédito, el referente del área de Ahorros y créditos Nilton Maidana, explicó que existen números muy interesantes en el último informe.

“Hay crecimientos impor­tantes en activos, en aporte de los socios, en los exce­dentes, el país está pasando por una situación delicada en lo político y social, pero vemos que en el sector coo­perativas estaba la mora muy alta y este año ya se presenta un mejoría en este sector, esto es por supuesto bastante positivo para to­dos”, agregó.

El Incoop establece también ciertas regulaciones y flexi­bilizaciones que ayudan a llegar a este punto, como la última en donde los efectos del clima pueden permitir que los socios se acerquen a regularizar sus respectivas situaciones.

“Las cooperativas de aho­rro y créditos han tomado medidas de tintes adminis­trativos para paliar de cierta manera los problemas que están pasando en el país, a esto se le suma las regula­ciones del Incoop supervi­sando de forma periódica, las cooperativas deben ir adecuando todas su regu­laciones y exigencias por el Incoop”, afirmó.

IMPORTANCIA DE LAS REGULARIZACIONES

El referente también agre­gó que gracias a los índices presentados por el Incoop es que las cooperativas se adecuan administrativa­mente para tener los mejo­res resultados posibles en un semestre.

“Por este tipo de acciones es que para el segundo se­mestre se están viendo con mejores ojos a los controles con respecto a las regulari­zaciones. A esto también se ajustan las cooperativas y estas a su vez a lo que ofrece el mercado. Las normativas se corrigen con relación a las tasas activas y pasivas, por ende, analizando esas tasas, vemos que bajó mucho la tasa de ahorro, y vemos que los resultados se van ajus­tando de acuerdo a las me­didas que se tomen desde el Incoop, esto, por supuesto, es mejor para todos”, finali­zó.

 

Destacadonegocios