Mujeres vs. Hombres

Desarrollando la empatía hacia el target.
JOSEFINA BAUER
Investigadora
CEO NAUTA

Los hombres y las mujeres no actúan de la misma manera con respecto a las marcas. Son diferentes en la manera que compran, en lo que deciden comprar y en cómo responden a los estímulos de marketing y a las comunicaciones publicitarias.

Claramente este comentario no es nue­vo. Todas las empresas manejan esta información, pero al momento de bajar a tierra las estrategias son muy pocas las marcas que distinguen esta diferencia.

¿Cuántas campañas diferenciadas re­cuerdan? Donde la misma marca habla de una manera a las mujeres y otras a los hombres, ¿Cuántos cursos de ventas tienen módulos específicos para manejar a los tipos de clientes según su género?

La mujer es más emocional, el hombre por su parte es más racional, y esto tampoco es novedad, pero tratamos a ambos de manera similar. Explicamos sobre un producto o servicio de un modo parecido y la recepción del público es completamente distinta.

Si los productos o servicios apuntan solo a hombres o solo a mujeres, el trabajo es más simple porque se pueden concentrar en un género y dominar sus motivaciones, estímu­los, hábitos, requerimientos. Sin embargo, si están apuntando a ambos es importante definir estrategias distintas para captarlos y que ambos se identifiquen con la marca.

La segmentación publicitaria en función del género no significa que los anuncios sean sexistas. Estas estrategias no van en contra de la equidad de género, solo presentan otros caminos para llegar de mejor manera al consumidor.

Hoy sobresalir en el mercado es una tarea muchas veces titánica y solo los valientes, los que no se cansan, los que aceptan salir del status quo pueden lograrlo.

Conocer profundamente al target es primordial para el éxito de cualquier empresa y el primer paso del tar­get es segmentarlo por género,