Unos 10 paraguayos en el Ironman 70.3 Maceió

El calor y las grandes olas fueron el mayor desafío

El triatlón es un de­porte que combina atletismo, ciclismo y natación. Por lo general, las competiciones comienzan en el medio acuático.

Cuando finaliza esta prue­ba los deportistas se suben a la bicicleta y recorren una cantidad de kilómetros determinada. Una vez con­cluido este tramo, corren hasta alcanzar la meta final.

Es una prueba de resisten­cia en la que los deportis­tas tienen que realizar un entrenamiento específico para superarla. El vencedor de un triatlón es aquel que finaliza las tres pruebas en el menor tiempo. Desde el año 2000 es una discipli­na integrada en los Juegos Olímpicos.

El pasado domingo 4 de agosto unos 1.500 compe­tidores visitaron Maceió, ciudad que se encuentra al noreste de Brasil, para formar parte del Ironman 70.3 y romper sus récords personales en un lugar que destaca por su belleza.

“Fue una experiencia in­creíble y mejoramos nues­tros tiempos previstos. Participamos en total 10 pa­raguayos y desafiamos las aguas que estaban movidas y el gran calor que sentimos cuando estábamos corrien­do”, comentó el triatleta César Astigarraga.

Agregó que fue un desa­fío entre tres amigos que decidieron ir a competir, encontraron un grupo de paraguayos muy bien preparados y estrecharon lazos.

“Entrenamos duran­te 6 meses y 14 horas semanales. La vida de un triatleta cambia por completo, te hace más productivo en el día a día, en el trabajo, duer­mes mejor. El costo de la inscripción al evento es de US$ 350, pero lo más caro es equipar la bici­cleta y todo el proceso de entrenamiento, el profe­sor, la comida, los suple­mentos”, aseguró.

Es importante usar una in­dumentaria adecuada para cada disciplina: el traje de neopreno en la natación y el casco para el ciclismo, así como respetar las nor­mas de los organizadores.

En cuanto a los tiempos, Astigarraga destacó que llevó a cabo la natación en 45 minutos, el ciclismo en 2 horas y 32 minutos y la ca­rrera en 1 hora, 45 minutos.

Finalmente mencionó que su objetivo es bajar las 5 ho­ras y clasificar a un mundial cuanto antes, siempre con la ayuda de un entrenador

que por una aplicación marca el avance y el apoyo de nutricionistas.

IRONMAN 70.3 MACEIÓ

Maceió ganó el apodo de “Water Paradise”, por su fa­mosa costa con aguas cris­talinas y playas increíbles. El Ironman 70.3 guió a los atletas a través de natación de 1.2 millas, bicicleta de 56 millas y carrera de 13.1 millas.

La carrera comenzó con un baño de una vuelta en la playa de Pajuçara. El curso de bicicleta de dos vueltas trató a los atletas con un paisaje increíble, que incluye vistas del Océano Atlántico y la ca­rrera de dos vueltas llevó a los competidores a lo largo del agua en la playa de Pajuçara.