Vicepresidente dice que no va a renunciar

Acuerdo bilateral

En medio de la crisis política que pesa sobre el Gobierno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, a causa del acuerdo de Itaipú con Brasil, la situación se agudizó con informaciones que salpican al vicepresidente, Hugo Velázquez. Velázquez entró en el ojo de la tormenta tras las recientes informaciones que le vinculan con José Rodríguez, un asesor de empresas que habría intervenido en el controvertido pacto con Brasil, sobre la contratación anual de energía de la represa de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil.

Ante la amenaza de un posible juicio político Velázquez manifestó: “conozco la verdad y no existe la más mínima posibilidad de que renuncie”. Sus declaraciones se dieron ante la Cámara de Diputados en medio del interrogatorio al que fue sometido por los legisladores. Velázquez en todo momento negó que haya tenido participación en la negociación para la firma del acuerdo energético. Ante la consulta del diputado Sebastián Villarejo de cuándo fue la última vez que se reunió con el abogado, Velázquez afirmó que “El domingo para ver un partido de fútbol”.

Explicó que él fue con un grupo de abogados brasileños a la sede de la Vicepresidencia. Indicó que les recibió y posteriormente los remitió al entonces presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Pedro Ferreira. Velázquez se desligó del joven de 25 años, pero sí aceptó conocerlo de la campaña electoral del año pasado. Negó que sea funcionario de la Vicepresidencia, su asesor o abogado mismo. Sobre el mensaje de WhatsApp que se conoció este miércoles, donde el letrado aseguraba que el propio vice le autorizó a pedir que se excluya el punto seis, afirmó que es mentira.

Pero adelantó que no presentará acciones legales contra el joven a pesar de que haya usado su nombre. El Poder Ejecutivo pidió a la Fiscalía que se investigue el hecho para buscar a los responsables. “No voy a tomar absolutamente ninguna medida con que cuente la verdad es suficiente”, agregó. Además, cuestionó que Pedro Ferreira, quien renunció a su cargo por no querer firmar ese acuerdo, no se haya comunicado con él ante el temor del mensaje que le envió el abogado Rodríguez.

Hugo Velázquez concluyó que el Poder Ejecutivo cometió errores de comunicación en el manejo del acta bilateral firmada entre Brasil y Paraguay, sobre la contratación de la potencia de Itaipú. Argumentó que desconocía sobre las negociaciones para el acuerdo bilateral que desató la crisis política para el Gobierno de Mario Abdo Benítez. Incluso afirmó que no tiene por qué estar al tanto de ello ya que es una cuestión técnica.

Sostuvo que había un interés del Gobierno de vender energía de Itaipú a empresas del vecino país sin la intermediación de Eletrobrás. En ese sentido, aseveró que la exclusión del artículo seis fue un contrasentido a las pretensiones de Paraguay.

Acuerdo ItaipúHugo VelázquezItaipúJuicio político