UNE reclama G. 4 mil millones de recorte

Docentes no descartan recurrir a una huelga general

Por Noelia Duarte
Corresponsal CDE

La Universidad Nacional del Este (UNE) tiene un recorte presupuestario para el 2020 de unos G. 4.354 millones tras el tope establecido por el Ministerio de Hacienda. Ahora, los docentes de la institución piden una recategorización salarial por unos G. 2.600 millones y no descargan un paro general a la espera de una respuesta en la comisión bicameral de presupuesto.

El ingeniero Gerónimo Laviosa, rector de la UNE, dijo que los recortes afectan en un 80% al rectorado y que con ello están comprometidos los rubros de becas, intercambios, extensiones universitarias, trabajos de investigación y estudios en las redes de la que forma parte la UNE tanto para alumnos como para docentes.

Explicó que son al menos G. 1500 millones destinados a esos rubros, que no podrán ser ejecutados el año venidero, si se mantiene el recorte. “Yo soy presidente de una de las redes de extensión, voy a tener que dar un paso al costado, con qué cara voy a seguir si no disponemos recursos”, agregó. El recorte también afecta a los servicios básicos como mantenimiento de vehículos, instalaciones eléctricas, acondicionadores, muebles e inmuebles, insumos de oficinas, insumos académicos, mantenimiento de laboratorios, actualización de equipos informáticos, combustibles, entre otros.

Según Laviosa, los fondos propios de la institución solamente cubrirán 3 a 4 meses del año 2020. Los representantes de la UNE fueron a la capital del país con intenciones de hablar con el ministro de Hacienda, Benigno López, pero no fueron recibidos. Ahora, están ideando estrategias para hablar con los miembros de la bicameral de presupuesto, aunque saben que en la cumbre de poderes de ayer, se habló de ajustar el plan de gastos para el año venidero acorde a la situación económica del país.

Otra cuestión que puede darse en la sede universitaria del Alto Paraná es la imposibilidad de inversión en construcciones de aulas, bibliotecas y laboratorios. También peligra el crecimiento natural de las carreras por el desfinanciamiento, con el riesgo cerrar filiales e impedir la creación de nuevas unidades académicas, como la de Arquitectura en Presidente Franco.

EL RECLAMO DOCENTE

El Sindicato de Docentes de la Universidad Nacional del Este no descarta un paro general, similar al de la UNA, si no se da un escenario propicio a sus reivindicaciones. Hablan de una nivelación salarial pendiente hace una década. Son G. 2.600 millones los que requieren pues muchos han llegado a la categoría de profesiones titulares, incluso con cercanías a una jubilación y siguen percibiendo sus haberes de categorías inferiores, sin que se solucione el impasse con los entes encargados del tema.

CDEEducaciónuniversidad