Desmienten mal manejo de la caja

Entidad registraría superávits en los últimos años

Ante la denuncia presentada por el funcionario Luis Saldívar, de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Empleados de Bancos y Afines, en la que señaló que existe una supuesta malversación de los fondos de la institución, el presidente de la misma, José Caballero, negó categóricamente esta versión y declaró que en los últimos años han registrado superávits y que incluso la institución es una de las más solventes del país en cuanto a previsión social.

El titular expresó que vienen registrando números positivos desde hace varios años, con un crecimiento en sus activos y patrimonio. En el 2016 tuvieron un superávit de G. 189,5 mil millones, en el 2017 de más de G. 105,7 mil millones y en el 2018 superior a G. 116,8 mil millones.

GASTOS

“Somos una institución de previsión social en donde los gastos se dieron en concepto de salud por sobre todo. Tenemos seguros médicos que la caja paga para nuestros afiliados, pensionados y jubilados. A ese seguro le incorporamos una póliza de salud queconsiste en un reaseguro, lo cual lógicamente tiene su costo. También entre los gastos más significativos figura la devolución de aportes que se dio de acuerdo a lo que establece la ley 5.762 del 2016”, explicó Caballero.

De acuerdo al presidente, están obligados a dar seguros de salud, y también por lo que señala la ley 5.772 deben devolver con fondos propios lo que en algún momento habían aportado los activos, jubilados y pensionados. Por este motivo expresan que no pueden presupuestar y señalar que no gastarán más, porque esta es una cuestión legal.

En cuanto a gastos administrativos en concepto de pago de salarios, mantenimiento edilicio y carga social laboral, no han tenido un aumento superior al 4% de forma anual, el cual es producto de la inflación.

AUDITORÍA

Caballero mencionó que con la Superintendencia de bancos y seguros del Banco Central trabajan todos los días. Expresó que incluso hubo un tiempo en el que estos estuvieron instalados en la sede de la Caja de Jubilados Bancarios, haciendo todos los controles pertinentes. “Lógicamente van sugiriendo y recomendando cosas, porque son un ente de control, pero tampoco quiere decir que estos nos han sancionado ni mucho menos. Nos van recomendando a modo de ir estructurando y manteniendo nuestros gastos, haciendo de esta manera un plan de mejoramiento, reduciendo incluso los mismos”, mencionó.

Así explicó que los gastos más significativos mencionados están estipulados por ley, por lo que para reducirlos deberían estudiar modificar la normativa. Cuando estos darán una prepaga o reaseugro de salud, lo hacen a través de licitación pública nacional, en donde se presentan los oferentes que estipulan los precios.

RECURSOS

De acuerdo al presidente, la caja tiene una solvencia de US$ 300 millones, y sus activos están dentro de esa misma proporción. “Con esto nosotros decimos que la caja es una de las instituciones más solventes del país, en cuanto a previsión social. Tenemos G. 283.000 millones colocados en el sistema financiero a través de CDA. Además contamos con una cartera de préstamos a nuestros afiliados de G. 1,2 billones”, dijo. En cuanto a activos y patrimonio, desde el año 2016 hemos crecido prácticamente en un 18%. “De esta manera no vemos en un futuro a corto ni a mediano plazo que podamos tener inestabilidad financiera, ni siquiera una crisis, si todo se mantiene de esta forma. Muy por el contrario, hay crecimientos constantes”, refirió Caballero.

Según el titular, tienen una relación directa con bancos y algunas financieras, quienes mientras se mantengan bien solventes como lo vienen haciendo, la caja bancaria seguirá estando bien. Así comentó que este es su termómetro más significativo.

ELECCIONES

El 9 de octubre se estarían realizando elecciones para elegir a nuevas autoridades dentro de la Caja Bancaria, por lo que existiría cierta disputa por el liderazgo entre diversos funcionarios.