Nueva oferta para asesoría inmobiliaria

CENTURY 21 PROPERTY Habilitan nueva oficina de franquicia norteamericana

Prensa@5dias.com.py

Century 21 la com­pañía de bienes raíces americana, con la mayor red inmobiliaria del mundo, habilitó una nueva oficina en Asunción. Continuando con su proceso de expan­sión, brindando un servi­cio profesional en la inter­mediación inmobiliaria, esta vez se enfoca en gene­rar nuevas oportunidades para emprendedores.

La nueva oficina cons­tituye una asociación entre dos grupos empre­sariales, compuesto por Paola Benítez, empren­dedora del sector, y un grupo de empresarios bolivianos con 30 años de experiencia en el ru­bro.

La nueva franquicia, “Cen­tury 21 Property”, ofrece un nuevo concepto para impulsar a emprendedores que desean desarrollarse en el mundo de bienes raí­ces, a través de cómodos espacios con oficinas de co-working, apoyando a cada emprendedor en el desarrollo de habilidades y capacidades con he­rramientas de coaching facilitadas de la mano de profesionales capacitados, tecnologías y procedimien­tos especializados en el servicio de intermediación inmobiliaria.

Paola Benítez comentó que esta alianza constituye un hito muy importante para el país, ya que permite incorporar conocimiento y mejores prácticas inter­nacionales por parte de un grupo empresarial con experiencia en un mercado muy similar al de Asun­ción, que ayudarán a elevar la calidad del servicio, y brindar un asesoramien­to profesionalizado a sus clientes.

LA EMPRESA

“Actualmente soy la única bróker owner de franqui­cias abiertas de Century 21 en nuestro país. Esta es una marca que está hace más de 48 años en el mundo. No­sotros estamos para ayu­dar al cliente con números y con análisis del mercado, y siempre acompañados de una tasación real de profe­sionales acreditados. Ofre­cemos un servicio integral, mostrándole qué es lo que se puede ofrecer realmen­te”, expresó Benítez.

Century 21 cumple aproxi­madamente 10 meses en el país, y trae una idea de ca­pacitación, entrenamiento y formación profesional para el asesor inmobiliario. Ofrecen cursos para sus trabajadores de hasta cómo tomar fotografías de cada inmueble, para garantizar la calidad de sus servicios.

El asesoramiento tiene un costo cero. Solamente la empresa cobra la comisión inmobiliaria, una vez que el negocio llega a cerrarse.