Premiar funcionarios no ayudó a frenar evasión

Señalan que malgasto de impuestos desmotiva a contribuyentes

En el año 2016, Marcio Ferreira Verdi, directivo del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), indicó que la evasión impositiva del impuesto al valor agregado (IVA) tiene niveles del 50% en Paraguay, por encima del promedio de la región que es del 30%.

Sin embargo, en el mismo año la SET había afirmado que se registró una disminución de la tasa de evasión del IVA, la misma se redujo desde un 45,3% en 2007 a un 33,6% en 2010.

No obstante, se da una contradicción ya que el titular de Hacienda, Santiago Peña, en aquel entonces había afirmado que aún existían niveles de evasión en torno al 30% y 40% en coincidencia con la postura de Ferreira. Este año con la aprobación de la reforma tributaria, sectores empresariales e industriales reclamaron a la SET que no haya trabajado en un plan de reducción de la evasión impositiva.

Así también, tras la polémica de que supuestamente los funcionarios de la SET cobrarían un monto millonario en concepto de multas a la familia del exsenador Óscar González Daher, resurgió de nuevo el cuestionamiento por la evasión impositiva.

El director ejecutivo de la asociación PRO Desarrollo Paraguay, Sebastián Acha, señaló que estos premios a los funcionarios evidentemente no ha funcionado como se pretendía para tratar de bajar los niveles de evasión o si no se hubiera contado con varios premios y mucha gente denunciada anualmente.

Añadió que hay otro tipo de medidas más eficientes que premiar a los funcionarios, y recordó que el Gobierno español por año realiza una publicación de sus listas de morosos. Explicó que en el país existe aún un aproximado de 50% de evasión tributaria, “estamos hablando de que algo o muchas cosas no hicimos lo suficientemente bien como para mejorar nuestra situación”. Acha mencionó que en

Paraguay existe mucha evasión porque la ley tributaria no tiene suficiente estímulo para el contribuyente y además que ser contribuyente no tiene un costo real. “En Paraguay no hay un costo social para el tema de contrabando”.

Agregó que además no hay ningún tipo de facilitación en los trámites administrativos para que uno se haga contribuyente, “si yo quisiera pagar impuestos yo debería activar desde mi celular, la gente no quiere pagar sus impuestos porque ven que se mal utilizan”.