Ejecutivo reglamentó impuestos de la reforma

Entraron en vigencia a partir del 1 de enero

El Poder Ejecutivo completó la reglamentación de los impuestos establecidos en la Ley Nº 6380/2019 “De Modernización del Sistema Tributario Nacional”, que entró en vigencia a partir del 1 de enero de 2020. El Impuesto a la Renta de No Residentes (INR), el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) y el Impuesto a la Renta Personal (IRP) fueron los tributos reglamentados.

La cuenta pendiente del Fisco es mejorar la calidad del gasto ya que más del 70% de todo lo que se recauda va destinado al salario público que este año tendrá aumentos de 3% y hasta 16%.

En lo que respecta al INR, fue realizada a través del decreto Nº 3181, y en vigencia a partir del 1 de enero de este año; con excepción de las disposiciones relativas a la obligatoriedad de las retenciones a ser efectuadas por las entidades bancarias, financieras, casas de cambio, cooperativas, procesadoras de pago o entidades similares y las empresas de telefonía u otras entidades que intermedien para la provisión de servicios digitales de proveedores del exterior, que entrará en vigencia del 1 de junio de 2020.

De esta manera, el Impuesto a la Renta de los No Residentes (INR), gravará con un 15 % las rentas obtenidas en suelo paraguayo por personas físicas o jurídicas no residentes en Paraguay. Por otra parte, el Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) fue reglamentado por medio del Decreto Nº 3182, que establece excepcionalmente para los contribuyentes del Impuesto a las Rentas Agropecuarias, cuya fecha del próximo cierre del ejercicio fiscal sea el 30 de junio de 2020, que el primer ejercicio fiscal para la liquidación del IRE comprenderá los meses de julio a diciembre de 2020.

Cabe mencionar que el IRE fusiona el Impuesto a las Rentas de las Actividades Comerciales, Industriales o de Servicios (Iracis) y el Impuesto a las Rentas de las Actividades Agropecuarias (Iragro). Además, dentro del IRE se contempla dos regímenes especiales para incentivar y facilitar la creación de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Uno de ellos es el Régimen Simplificado para Medianas Empresas (Simple), para aquellas cuyos ingresos no superen los G. 2.000 millones y el Régimen Simplificado de Pequeñas Empresas (Resimple), con ingresos anuales de entre G. 20 millones G. 80 millones.

Así también, mediante el Decreto Nº 3184 se reglamentó el Impuesto a la Renta Personal, que dispone de forma excepcional que hasta el 30 de junio de 2020 no serán objeto de retención las rentas provenientes de premios de casinos, apuestas deportivas, de premios de juegos de loterías, rifas, sorteos, bingos y demás juegos de suerte o de azar definido en la Ley Nº 1016/1997, debiendo para ello el contribuyente liquidar el impuesto a través de la Declaración Jurada de Rentas y Ganancias de Capital que la Administración Tributaria pondrá a su disposición.

Con la modernización fiscal, el IRP se divide en dos impuestos: uno que hace referencia a las rentas y ganancias del capital, y la otra, las rentas derivadas de la prestación de servicios personales independientes y en relación de dependencia. La tasa aplicable para las rentas y ganancias es del 8% y en lo que refiere a las Rentas derivadas de la prestación de servicios personales, las personas físicas quedarán alcanzadas por este impuesto una vez que el total de sus ingresos gravados superen Gs. 80 millones en el año, computados desde el 1 de enero.


Destacado