Manifestantes vuelven a las calles

COLOMBIA

Bloomberg

Los manifestantes están listos para regresar a las calles después de una pausa de Navidad, en la última disputa a la administración cada vez más impopular del presidente Iván Duque.

Los sindicatos y los estudiantes planean sus primeras manifestaciones importantes del año el en un intento por mantener la presión sobre el gobierno.

El movimiento de protesta surgió con demandas sociales que incluyen las políticas laborales y educativas del gobierno y los asesinatos sin resolver de líderes comunitarios.

A pesar de presidir una de las economías de más rápido crecimiento en América, Duque se enfrenta a una “crisis de gobernabilidad”, ya que los disturbios, combinados con su popularidad decreciente y la falta de una mayoría en el Congreso, paralizan su administración, dijo Elisabeth Ungar, una cientísta política establecida en Bogotá.

Duque “seguirá teniendo muchos problemas para administrar el país”, dijo Ungar. “Este es un gobierno débil”.

ESTRATEGIA CARA

En un intento por apaciguar a los manifestantes, Duque recurrió a “trucos políticos” fiscalmente costosos, según Jorge Restrepo, profesor de economía en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Estos incluyeron una devolución de impuestos a las ventas para los colombianos más pobres, tres días al año de ventas libres de impuestos y un aumento del 6% en el salario mínimo.

“El gobierno está tratando de ganarse a las personas con trabajos formales en las zonas urbanas, donde están las personas que salen a protestar”, dijo Restrepo. El crecimiento relativamente fuerte de la economía aún no ha sido lo suficientemente rápido como para crear empleos para la ascendente fuerza laboral, dijo Restrepo. La tasa de desempleo aumentó al 9,3% en noviembre, frente al 8,8% del año anterior.