Paraguay, debajo del promedio en inversión

El país no aprovechó el boom de los commodities

Paraguay no aprovechó el boom de los commodities (2000-2016) para aumentar sus inversiones públicas según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre el gasto en inversión pública de América Latina. El documento señala que a pesar del aumento de los ingresos gracias a los mejores precios internacionales de las materias primas la inversión se ha mantenido sin grandes avances.

En el informe se compara la composición institucional de la inversión pública entre Paraguay y Perú, ambos exportadores netos de materias primas en América del Sur. En el caso de Paraguay, el Gobierno Central concentra aún el 71,6% de la inversión total. En contraste, en Perú los gobiernos subnacionales ejecutan cerca del 60% de la inversión total: un 39,9% en manos de los gobiernos locales y un 20,3% en manos de los gobiernos regionales.

En Paraguay, el Gobierno Central y los Gobiernos Locales presentan niveles de subejecución del gasto presupuestado en inversión pública (69,0% y 51,8% respectivamente); en contraste, los gobiernos regionales ejecutan casi la totalidad del gasto presupuestado (97,2%). El BID señala que llama la atención que algunos países, como México y Paraguay, han priorizado cerca del 50% de su inversión pública en vivienda y servicios comunitarios, superando ampliamente el promedio de América Latina en dicho período (20,2%).

Por otro lado, Paraguay ha incluido funciones sociales como protección social y salud en sus prioridades de inversión pública (11,5% y 10,4% de su gasto total, respectivamente). Por último, la inversión pública en algunas funciones prioritarias es más propensa a ser delegada a los gobiernos subnacionales.

De esta manera se muestra como la priorización de funciones y la asignación de responsabilidades de gasto en inversión pública fueron muy distintas en Paraguay. En efecto, en este último país, la inversión pública en las funciones prioritarias de vivienda y servicios comunitarios (52,7% de la inversión total) y salud aún se ejecuta en el gobierno central (participación relativa de un 92,5% y 66,8%, respectivamente).
Solo en protección social se observa una mayor delegación del gasto a nivel subnacional, con una participación relativa del 49,9% por parte de los gobiernos regionales.

La delegación de mayores responsabilidades de gasto en inversión pública hacia los gobiernos subnacionales en funciones como vivienda y servicios comunitarios y educación así como protección social en Paraguay, es consistente con la idea de descentralizar para “acercar estos servicios públicos” a los ciudadanos.

En la mayor parte período del boom de los precios internacionales de las materias primas (commodities), la región de América Latina y el Caribe (ALC) experimentó un crecimiento económico sostenido, superior al 4% anual. Sin embargo, finalizado el boom, ALC enfrenta un escenario con mayores desafíos. Según el informe las condiciones externas son menos favorables; el crecimiento económico se ha reducido por debajo de otras regiones emergentes y, además, los espacios fiscales se han deteriorado en la mayoría de los países.

BIDMOPCobras