A la industria cinematográfica le costaría 2 años reponerse de la crisis

La situación que atraviesan las salas de cine a nivel nacional es crítica, ya que se mantienen cerradas desde el primer día del aislamiento y como avanza la crisis, parece que esto se extenderá.

Hansel Biedermann, directivo de Mediagroup, manifestó que en todas las áreas se mantienen con ingreso y movimiento cero, sin embargo, mencionó que se están preparando, planificando, haciendo diferentes estrategias y aportando ideas para ver cuál va a ser la recuperación económica de la industria audiovisual.

“Es un momento bastante complicado para nosotros porque nos agarra totalmente de sorpresa sin tener una previsión para este tipo de situaciones, es algo para lo que no estábamos preparados. Nosotros nos encontrábamos en un periodo de inversión, construyendo dos complejos en Fernando de la Mora y en Encarnación, entonces esto nos agarra en proceso de desembolso, es decir, no teníamos una previsión de liquidez, efectivo guardado en caja como para estar mucho tiempo sin ingresos. Tenemos que seguir pagando sueldos, servicios y costos fijos”, expresó Biedermann.

Confesó que nunca más se van a recuperar de este periodo en el cual se vieron obligados a estar parados. “Todo es una cuestión que sí o sí nos va a afectar de una manera muy importante en nuestro flujo de caja”, sostuvo el empresario.

Detalló que sus colaboradores seguirán cobrando su sueldo normalmente, en tanto, aprovecharon y siguieron la sugerencia dada por el Ministerio de Industria y Comercio, otorgándoles un periodo de vacaciones, cubriendo los términos legales.

“La gente no puede dejar de percibir sus ingresos, calculamos que más o menos tenemos liquidez para seguir pagando dos meses, después ya nos encontraremos con serios problemas para poder hacer frente a nuestras obligaciones”, comentó.

Añadió que de todas formas cuando esto acabe, quedará una especie de psicosis en la gente hacia los espacios cerrados, con lo que ellos tendrán que luchar, volver a hacer que confíen, establecer protocolos sanitarios y de trabajo.

“Los títulos importantes fueron todos pospuestos hacia fin de año o para el próximo directamente, entonces en el momento que volvamos a abrir vamos a encontrar con que no tenemos películas. Vamos a tener que ingeniarnos con algo que sea suficientemente interesante, haremos ciclos de cine clásico, reestrenos de grandes películas taquilleras o incentivar la producción nacional, posiblemente también empecemos a ver cine latinoamericano que se ve muy poco”, expresó.

Finalmente, calculó que a la industria cinematográfica en sí podría costarle dos años volver a tomar el ritmo de crecimiento que tenían.

“Veníamos creciendo sistemáticamente alrededor del 10% por año en los últimos 5 o 6 periodos. Es cuestión de ponernos creativos”, concluyó Biedermann.


Destacado