En Paraguay, más de 1,6 millones de personas no logran cubrir sus necesidades básicas

Encuesta de hogares

Conforme a los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares Continua de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC) al 2019, la población paraguaya considerada en situación de pobreza representa el 23,5% del total de habitantes del país, lo que significa que alrededor de 1.657.000 personas residen en hogares cuyos ingresos per cápita son inferiores al costo de una canasta básica de consumo, estimado para dicho año.

En el área rural, la pobreza total afecta al 33,4% de la población, mientras que el área urbana presenta una menor proporción de habitantes viviendo en condiciones de pobreza (17,5%). En términos absolutos, la mayor cantidad de población pobre se encuentra en el área rural, cerca de 887 mil personas, en tanto en el área urbana el número de pobres supera a 769 mil personas.

La población en situación de extrema pobreza, también denominada indigente (aquella cuyo ingreso mensual per cápita no logra cubrir el costo de una canasta mínima de consumo alimentario), llega a 284 mil personas aproximadamente, siendo mayor la proporción en el área rural (7,8% de sus habitantes) que en el área urbana (1,8% de la población urbana).

De esa misma forma el mayor número de pobres extremos se encuentra en el área rural, albergando a aproximadamente 206 mil de ellos (cerca del 73% de los pobres extremos). El área rural es la más afectada por la indigencia tanto en incidencia (porcentaje) como en valor absoluto (cantidad de personas).

En el periodo comprendido entre los años 2013 y 2019, la pobreza total a nivel nacional tuvo una tendencia a la baja hasta el año 2015, pasando de 28,0% a 26,6%, para luego presentar un leve aumento en el 2016 de 28,9% y a partir de allí una tendencia a la baja llegando a 23,5% en el año 2019. Similar comportamiento se observa tanto en áreas urbanas como rurales.

Así también se constató que el valoe de la canasta básica de consumo (línea de pobreza total) aumentó en aproximadamente 2,0% en el último año, según los datos que dio a conocer este viernes la DGEEC. El costo sufrió una leve diferencia de variación en el área rural (1,8%), dada la estructura de los rubros no alimentarios en dicha área.

Igualmente la canasta básica de alimentos (línea de pobreza extrema) del año 2019 aumentó en 1,5% en relación al 2018. El año pasado el costo mensual por persona de una canasta de alimentos o línea de pobreza extrema en el área urbana llegó a los G. 266.754, y para la pobreza total a G. 699.634.

Por su parte, en el área rural para el año 2019 la línea de pobreza extrema tiene un valor de G. 243.608 y la línea de pobreza total es de G. 497.049 mensuales por persona en ambos casos. La línea de pobreza extrema del área urbana es superior a la rural en aproximadamente 9%, como así también la línea de pobreza total es mayor a favor de la urbana en 29% en relación al área rural, dado que los componentes de las canastas son diferentes.


Destacado