Medidas inmediatas

Samuel Acosta
@acostasamu

El 2019 fue un año de 0% crecimiento y este se esperaba sea el de la recuperación; sin embargo, la expansión del coronavirus a nivel mundial que nos obliga a la suspensión de actividades como la mejor manera para contrarrestar el avance de la enfermedad, también nos exige a tomar medidas extraordinarias para evitar la pérdida masiva de empleos y una abrupta caída en el crecimiento del producto interno bruto.

Que la economía va ser afectada por la suspensión de prácticamente todas las actividades es inevitable, no obstante, el Equipo Económico puede tomar acciones que mitiguen esos efectos negativos para que el Paraguay no solo pueda sortear eficazmente la cuestión sanitaria, sino también la económica.

El primer paquete de medidas que el Gobierno lanzó no da respuestas inmediatas a las dificultades que, principalmente, los micros, pequeñas y medianas empresas tendrán cuando se retomen las actividades como, por ejemplo, cumplir con los vencimientos de servicios básicos como la energía eléctrica y el de agua potable. El Estado debe tomar la decisión de exonerar al menos el 50% del costo de estos servicios (en razón a los 15 días de paro) para aligerar esta carga.

Se ha propuesto una línea de crédito a través del Banco Nacional de Fomento, sin embargo, el proceso de solicitud y aprobación de un préstamo no corre a mismo ritmo que las necesidades de los microempresarios que deberán ingeniarse para abonar salario a su personal en los próximos días debido a un flujo de caja que, en muchos casos, no se moverá en estas semanas.

Varios analistas económicos están alertando de esta situación y han insistido al Ejecutivo a que se tomen acciones de impacto directo sobre los sectores económicos más sensibles.  No hay que esperar a que el próximo mes las noticias de miles de empleados despedidos nos exploten en la cara para tomar decisiones que hoy podrían evitar esa situación.

Entendamos que así como fue una medida extrema la suspensión de todas las actividades, sus efectos también pueden ser extremos. Por ello, se necesitan acciones de impacto inmediato para enfrentar los compromisos que vendrán una vez que superemos esta suerte de cuarentena.  Ampliemos la visión y miremos más allá de los números macro. Hoy lo micro es lo que está en mayor riesgo.


Comentarios