Ruta bioceánica avanza en sus cinco tramos

La obra ya se habilitó en 64 kilómetros

El ingeniero Daniel Sotomayor, del Consorcio Corredor Vial Bioceánico, adelantó que continúan con los trabajos en los cinco tramos actualmente. Señaló que en el tramo 17 ya se alcanzaron 16 kilómetros de nuevo asfalto, allí ahora se trabaja con el terraplén. Asimismo los dos puentes de 20 metros siguen en ejecución. En el tramo 3 ya se avanzó 12 kilómetros, aquí además del terraplén se hacen labores relacionadas con el suelo cal.

Por otro lado en el tramo 16 se llegó a los 16 kilómetros y sigue en ejecución. Finalmente, desde la constructora informaron que en el tramo 4 se alcanzan 12 kilómetros de progreso. En la zona se colocan alcantarillas y se hace el desbroce en los tramos 15 y 14. El Consorcio Corredor Vial Bioceánico (CCVB) compuesto por la empresa brasileña Queiroz Galvão SA y la constructora paraguaya Ocho A SA.

El citado consorcio fue adjudicado con 277 kilómetros en obras divididos en 20 subtramos. Cabe recordar que se le dio un amplio destaque al paquete estructural de esta ruta, la capa de rodadura tiene 7 metros de ancho y 2,5 metros de banquina en cada lado, así en total 12 metros de ancho con dos capas de 4 centímetros (8 cm en total) de un asfalto especial para soportar el peso de camiones cargados.

Estas dos capas son en los 7 metros de la carpeta de rodadura. Algunos datos técnicos que resaltan son que en el tramo 18 se usaron 5.800 toneladas de cemento y 4.200 toneladas de cal, mientras que el tramo 2 se usaron 6.500 toneladas de cemento y 3.000 toneladas de cal. Carpeta de rodadura, base negra, imprimación y riego liga, base pétrea, suelo cemento y suelo cal, son algunos ítems de los procesos llevados a cabo.

Ahora se están iniciando los trabajos de hidrosiembra (para evitar erosión), pintura horizontal y vertical de modo a tener todo a punto para la entrega, en cuyo acto se espera la presencia de autoridades nacionales. Se trata de una inversión total de unos US$ 445 millones bajo la Ley N° 5074, conocida como “llave en mano” donde el sector privado corre con todos los riesgos inherentes a la obra y con fondos que provienen de bancos internacionales a nombre del sector privado y respaldados por el Tesoro paraguayo.

El punto más destacable es que está cortando con el aislamiento con el que convivieron históricamente los habitantes de la Región Occidental por no contar con caminos asfaltados. De hecho, se dotó al Alto Paraguay con el primer metro cuadrado de pavimento en toda su historia.


MOPCobrasruta bioceánica