Un producto tradicional con toque juvenil

Hermanas heredaron ganas de emprender

CAMILA MONGELOS
cmongelos@5dias.com.py

 

La yerba mate forma parte de la historia y cultura nacional, consumirla es sin
duda una de las mayores tradiciones de los paraguayos, por ende apostar por dicho
rubro conlleva una gran responsabilidad, las hermanas Patricia, Amalia, Natalia y Laura Álvarez, decidieron seguir los pasos de sus padres emprendiendo con “Yerba
Mate Kyre`y”.

Sus progenitores iniciaron el negocio dedicándose al acopio, producción y comercialización de la yerba canchada a otros secaderos de mayor envergadura, pero sin salir directamente al consumidor final.

“Hoy, con la
experiencia de nuestros padres y nuestros conocimientos en el área decidimos salir al mercado con una marca propia, poniendo pasión y gusto por el negocio; por sobre todo teniendo una clara visión del emprendimiento, ofreciendo un producto de buena calidad a un precio justo”, mencionaron.

Actualmente cuentan con una sola presentación de la yerba mate elaborada tradicional, en paquetes de
500 gramos a un precio de G. 7.000 cada uno. La idea del negocio es más adelante ofrecer al mercado otras presentaciones, como también alguna compuesta.

“El principal desafío es dar visibilidad a la marca, que la mayor cantidad de personas puedan probar y conocer la calidad de nuestro producto ya que es un mercado bastante competitivo por la cantidad de oferta existente”,
explicaron.

Las emprendedoras ya contaban con todo lo necesario para el procesamiento de la yerba canchada, de igual forma debieron invertir para la compra de maquinarias, equipos, adecuación del área de envasado de acuerdo a las buenas prácticas de manufactura, materia prima, permisos legales y contratación de personales, alcanzando alrededor de G. 250.000.000.

Actualmente trabajan alrededor de 19 personas en la firma Kyre`y, las hermanas indicaron que uno de sus principales proyectos es posicionar a la marca, logrando comercializar nuevos productos y conquistar al público local.

“Lo principal es no tener miedo, atreverse, poniendo todo el empeño y corazón al emprendimiento,
tratar de filtrar las opiniones y consejos de las personas absorbiendo lo positivo que puedan contribuir con la sostenibilidad y crecimiento del emprendimiento.

Y el consejo que tenemos como emprendedoras es decirles a los jóvenes que quieran cumplir con sus metas y
sueños que sean perseverantes, a no rendirse nunca, porque ante los fracasos siempre viene algo bueno atrás”, finalizaron.


economía