Universitarios plantean centros pre-hospitalarios

FADA - UNA

Un grupo de estudiantes y maestros de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), pertenecientes al Taller E del Octavo Semestre presentaron una propuesta Pre-Hospitalaria para combatir el COVID-19 en el país, si los casos van aumentando.

Marita Gadea, una de las estudiantes involucradas en el proyecto, señaló que se llegó al plan luego de que se reunieran entre el equipo y buscaran juntos una forma de ayudar. “Primero no sabíamos ni por dónde empezar, y vimos los países que pudieron atacar estos problemas, Taiwán, Singapur, Hong Kong o Rusia, vimos cómo ellos se organizaban”, explicó.

Con el tiempo, esta problemática puede causar un caos en los centros hospitalarios, por ello decidieron aplicar sus conocimiento y brindar esta propuesta. El Profesor Víctor Fanego habló con el embajador paraguayo en Italia, donde se separan a las personas en grado 1, 2 y 3. “Según señalaron, allí el peor contagio es el intrafamiliar. La gente vive en departamentos y una familia desaparece en tres días”, mencionó lamentada.
La estudiante es consciente que en nuestro país no todos tienen la posibilidad de contar con una habitación y baño propios, más bien, muy pocos. “Personas de escasos recursos viven entre 5 o más en una habitación y comparten baño. Hablamos de la Chacarita, Bañado Norte y Sur, o el interior”, dijo.

PROPUESTA
Cuando instituciones como Olimpia y Cerro Porteño abrieron sus puertas para lo que fuera necesario, también la Conmebol, y el Comité Olímpico Internacional (COI), pensaron en planear propuestas en base a estos lugares. “Consideramos salones privados, seccionales, iglesias. Si vamos a ayudar entre todos, estaría buenísimo que instituciones públicas y privadas presten sus espacios”, razonó.

Los estudiantes realizaron un módulo armable tras informarse con la estrategias de cuidado que sugiere el Ministerio De Salud. “Entre paciente y paciente debe haber 3 metros de distancia. Vemos como plantean y leyendo lo que menciona la Organización Mundial de la Salud, y sus indicaciones”, agregó. Marita habló también del hospital que se va a hacer en Itauguá, donde los módulos son de 6×13,30 metros y tienen espacio para albergar 8 camas.

Con los datos mencionados, analizaron que materiales se necesitan para llevar adelante el proyecto, pensando siempre en algo desmontable, de manera a que en un futuro tenga un buen destino. Cada módulo preparado tendría un costo de producción de G. 19.847.500. Para trabajar en la Conmebol, el proyecto habla de 153 camas, con una inversión de G. 380 millones, con diez días de montaje y capacidad para 15 personales de blanco. Por su parte, con el estudio de trazabilidad realizado en el Comité Olímpico, se estima una inversión de G. 225 millones, con 10 días de montaje y capacidad de trabajo para 8 personales de blanco.

El tiempo estimado de trabajo es un estándar variable. “Trabajamos con esos tiempos en el caso de no tener mucha mano de obra. A mayor mano de obra y materiales se termina más rápido. Un grupo de compañeros se encargó de llamar a empresas que podrían contar con materiales necesarios, lo ideal es que esto se pueda donar. Vimos el precio en el caso en que no se done. Todos son precios estimativos y reducibles”, explicó la estudiante.

Hablando siempre de medicina preventiva, los sitios serán destinados a casos pre-hospitalarios, y en caso de encontrar casos positivos, enviar a los infectados a un hospital. “La intención es no volver a su casa y buscar reducir la ocupación de hospitales, considerando que hoy son focos de contaminación. La idea es direccionar directamente a la gente a uno de estos espacios ya preparados”, explicó. Analizaron que las infraestructuras que tengan un hospital cercano, ya que en caso de emergencia los tiempos deben ser rápidos.

Avances
El profesor Fanego y Sebastián Domanisky se reunieron con el ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, Dany Durand, así como con representantes del Ministerio De Salud, los de la AFS y las Fuerzas Armadas. La respuesta fue que hoy están enfocados en el Hospital, y si escala esto, el Gobierno abrirá camino a Facultad de Arquitectura y brindará elementos para preparar y hacer esto más práctico y fácil.

Requisitos de lugares
Primeramente se habló simplemente de pared, techo y piso, de manera rápida. Lugo se distinguió el tipo de sitio evitando encontrar entre otras cosas humedad o puntos insalubres. “Esto lo hicimos en 4 días intensos, mediante videollamadas, una hora al día corregimos con los profesores”, describió.

En el caso de estadios deportivos, indicó que lo ideal es siempre trabajar en lugares cerrados, pero de ser necesario, imitaran lo realizado en San Pablo, donde trabajan con carpas equipadas. “Para utilizar todos los espacios se usa la cabeza, hay formas, el tema es no amontonarse y tener lugar. Se busca la practicidad”, dijo.
Gadea aseguró que escuchan mejoras, consejos, y ayuda. “El proyecto es perfectible, estamos abiertos a todas las sugerencias que nos quieran dar y el que quiera acoplarse a seguir el desarrollo y colaborar es más que bienvenido”, concluyó.

El equipo está integrado por el grupo de docentes del que forman parte los arquitectos Sergio Fanego, Sebastian Domaniczky, Horacio Cherniavsky y Fabiana Lombardo mientras que los universitarios son Federico Bordas, Ma. Rosario Codas, Montserrat Elizeche, Mateo Fanego, Claudia Fleitas, Kamila Gonzalez, Karen Ortellado, Deleyma Pache, Lucía Pigola, Melissa Torales y Marita Gadea.


arquitecturaFADAMedicinaUNA