Industria cárnica local enfrenta lenta reactivación y precios bajos

Ya es casi inevitable que la industria de la carne a nivel local no se vea afectada por la situación de los principales mercados de exportación de la carne paraguaya. Según la Cámara Paraguaya de la Carne (CPC) Chile al igual que Israel y países de Europa siguen comprando pero a niveles muy inferiores y a precios bajos en comparación a temporadas pasadas.

Algunos de los principales mercados de exportación de la carne local: Chile, Rusia e Israel, muestran síntomas de reactivación muy lentos. Los precios son bajos y la devaluación de la moneda Brasileña, agravan la situación.

En cuanto a la oferta de ganado, la misma supera todavía ampliamente la demanda de las industrias, quienes siguen sin poder faenar al 100%, por cumplir con el protocolo sanitario del gobierno y la falta de demanda de los mercados internacionales.

AVANCES Y PROYECCIONES
El mercado Chileno mostró indicios de recuperación y reactivó las compras a las industrias nacionales en las últimas dos semanas. Cabe destacar la firma de contratos para embarque en las próximas 3 semanas.

Sin embargo, el gobierno chileno decretó ayer cuarentena total en Santiago y gran parte de la región metropolitana. Esto afectaría a las compras y ese impacto se sentirá de vuelta en dos o tres semanas.
Para las próximas dos semanas, la industria tiene contratos firmados, pero en el orden del 50% menos de lo que debería ser normal para mayo y junio.

Sobre los precios, comparando con las con las exportaciones de enero y febrero los números actuales arrojan una baja del 30% del precio que paga el mercado chileno por la carne paraguaya.

En Israel, Paraguay se encuentra en la misma situación que otros países de la región, haciendo gestiones para la venida de los equipos de rabinos para la faena kosher. Mientras que los gobiernos autorizaron la venida, aun no se cerraron contratos y todavía no hay fechas confirmadas.

En lo que refiere a Europa, habitualmente en abril y mayo la industria embarca cantidades para abastecer la demanda del verano europeo. Actualmente, existen muy pocos pedidos y los precios han sufrido una caída alrededor del 30%.

OTROS MERCADOS
Los demás mercados, incluido Brasil, que son más atrayentes para la industria local ya no están comprando. La demanda por la picaña ha sufrido una caída importante. La falta de demanda internacional por este corte hace que la oferta para el mercado nacional haya aumentado, lo que causa una caída en el precio de este corte.

 

Foto: Agencia IP


Destacado