Ofrecen un certificado que avala la seguridad del negocio

Con el retorno de muchas de las actividades comerciales, las empresas deberán demostrar que sus instalaciones siguen los protocolos de seguridad correspondientes, para ello la consultora Intedya, desarrolló un certificado que garantiza un entorno laboral libre de COVID-19.

Se trata de un certificado con reconocimiento internacional que no solo avala el cumplimiento de dichas medidas, sino que garantiza que el establecimiento de la organización es un espacio Covid free.

“Este es el momento en donde los emprendedores y empresarios deben ofrecer a sus clientes y colaboradores confianza, seguridad y tranquilidad, y este certificado es una forma de demostrar que nuestras actividades, productos y servicios se desarrollan bajo los protocolos adecuados, siguiendo las recomendaciones nacionales e internacionales en la lucha contra la propagación del virus. También es un reconocimiento para que las organizaciones puedan destacar por sus esfuerzos en contribuir a la sociedad en materia de salud, seguridad y sostenibilidad el empleo”, mencionó Eliana Bóveda, asesora de la firma.

¿CÓMO SE OBTIENE?

Según explicó Bóveda, el certificado se obtiene mediante una auditoría en las instalaciones, en donde se evalúan el cumplimiento de requisitos como las medidas organizativas y protocolos para minimizar el riesgo de transmisión; buenas prácticas de limpieza; desinfección; gestión de residuos; gestión de la salud laboral en cuanto a las medidas de higiene y protección del personal; además de la formación y transporte de trabajadores, entre otros. La auditoría se realiza siguiendo la metodología establecida por la normativa internacional ISO 19011:2018, con el cual también se provee sugerencias sobre posibles mejoras en las medidas adoptadas.

Mencionó a la vez que el certificado otorga el acceso gratuito a los cursos ofrecidos por la consultora y un paquete de pegatinas Covid free para destacar en las instalaciones, con un precio accesible para todo tipo de negocios.

“Las empresas, además de cumplir los requisitos legales aplicables, deben proteger su activo más preciado, las personas. No sólo desde un punto de vista de responsabilidad social corporativa, sino también desde un punto de garantizar la continuidad del negocio”, finalizó.


Destacado