IPC registró deflación por segundo mes en el año

Bajo consumo hace caer precios de la canasta

El Banco Central del Paraguay (BCP) publicó el último informe del Índice de Precios al Consumidor (IPC), en el que se indica que la reducción del mes de mayo fue del -0,6%. Este indicador arroja un resultado negativo por segundo mes consecutivo, con lo que se volvió al proceso deflatorio que se había registrado el año pasado. 

Con este resultado, la deflación acumulada en el año sería del -0,4%, mientras que el promedio interanual asciende a una inflación del 0,7%, sumando los últimos doce meses. Por el momento, este índice queda muy por debajo de la meta anual del BCP que es del 4%, y es reflejo del bajo nivel de consumo debido a la crisis generada por el covid-19 en la que muchos rubros han optado por bajar sus precios para intentar repuntar en sus ventas. 

Las hortalizas y las frutas frescas fueron los alimentos de la canasta que más redujeron su precio en promedio, según la banca matriz con bajas del 10% y del 11% respectivamente, mientras que el servicio de mantenimiento de vehículos fue lo que más subió de precio en mayo, aunque con una variación no demasiado alta de 2,5%. 

CAÍDA DEL CONSUMO 

El economista jefe del BCP, Miguel Mora, explicó que la principal causa de esto ha sido el desplome en la demanda y el consumo que ha generado el covid-19, no solo en nuestro país sino en todo el mundo. Una consecuencia de esto, que indirectamente afecta al país fue la reducción en el precio internacional de petróleo, tanto de tipo WTI como de tipo Brent, lo cual ha impactado en el IPC con una tendencia a la baja. 

“Las tasas de variación negativa responden a una demanda que se ha reducido notablemente y eso ha afectado principalmente a los servicios, a falta de una demanda que está bastante deprimida. Hacia adelante, con las medidas monetarias, crediticias y de liquidez lo que se busca es dar un impulso a la economía y esto va a ser acompañado por la cuarentena inteligente en la que se busca sumar algunas  actividades económicas”, dijo Mora. 

Agregó que la recuperación del consumo dependerá del cumplimiento de las normas sanitarias que establece el Ministerio de Salud, y que la actividad económica debe ser compatible con un nivel de contagio que no sature los servicios de salud y en la medida que no se respeten las recomendaciones se podría volver a una cuarentena total, lo que sería “nefasto” para muchas actividades económicas. 

Al ser consultado sobre la incidencia de los insumos mayormente demandados durante la pandemia, indicó dentro del índice solamente ingresaría el alcohol rectificado y los artículos de limpieza para el hogar, los cuales si bien tuvieron leves incrementos al inicio de la pandemia, fueron normalizando su nivel de precios hasta quedar como eran habitualmente. 


Destacado