Ridiculez de Britez dilató estudio de ley que fortalece al Fogapy

Proyecto era esperado por empresas no pudo ser estudiado

La Cámara de Diputados no analizó este miércoles el proyecto de Ley que amplía el Fondo de Garantía para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Fogapy) ya que la sesión en donde debía ser estudiada fue levantada tras la protesta del legislador Jorge Brítez, quien en un acalorado discurso, solicitó que se reabran las fronteras sacándose la camisa.   

Tras este escándalo, varios legisladores salieron de la sala dejando sin quórum a la sesión ordinaria donde debía tratarse la ley que busca elevar al 90% la garantía a los créditos para las empresas y que también plantea dotar de mayores fondos al Fogapy a través de un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ya está aprobado a favor de Paraguay. 

El titular de la Cámara Baja, Pedro Alliana, convocó inmediatamente a una sesión extraordinaria; sin embargo, aprovechó la oportunidad para incluir otros temas de tinte político como ser la elección de la nueva mesa directiva de la cámara y la de un nuevo representante de los Diputados ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrado (JEM). 

Los parlamentarios dieron prioridad a la cuestión política en detrimento de una ley que buscaba fortalecer la garantía estatal para ayudar a salvar a miles de empresas de la quiebra y proteger a los empleos. Tras resolver ambas elecciones otra vez levantar la sesión y la ley de Fogapy no fue estudiada. 

SENADO

Vale recordar que la semana pasada, la Cámara Alta había aprobado con modificaciones a la iniciativa que amplía los fondos del Fogapy y eliminaron el artículo en el que se establece que el Estado podía solicitar nuevos préstamos y estipularon que se utilicen fondos de la Ley de Emergencia Nacional. 

La iniciativa tiene como objetivo elevar hasta un 90% la cobertura estatal sobre los créditos otorgados en el marco de la emergencia sanitaria. La ley vigente señala que este fondo garantiza actualmente hasta un 80% de las deudas impagas de las empresas para con los bancos. 

No obstante, la versión de Diputados aprueba autorizar al Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda a realizar un aporte especial de hasta US$ 276 millones, y a destinar el mismo, en la proporción que determine, al aumento del Fogapy y/o a la creación de fondos de garantías y/o reafianzamientos sectoriales”.

Para este efecto –según la versión de los Diputados- el Ejecutivo solicitará un empréstito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta el monto de Derechos Especiales de Giro (DEG) US$ 201,4 millones y otro con el Fonplata hasta el monto de US$ 60 millones. 

Además, que estos montos no serían ingresados en el cómputo del límite de prestados establecidos en el artículo 33 de la Ley  de Emergencia Nacional. Asimismo, en la iniciativa se establece que además de las Mipymes podrán ser incluidas aquellas empresas que sobrepasen el tamaño de las Mipymes cuando existan situaciones de emergencia declarada por dichas leyes especiales. 

“El otorgamiento de garantía para las empresas que sobrepasen el tamaño de las Mipymes no podrán sobrepasar globalmente el 30% del capital total que conforma el fondo, para este tipo de empresas queda establecida un tope de G. 9.000 millones como garantía, reafianzamiento o seguro financiero máximo que puede ser otorgado a cada beneficiario”, señala el documento.

AMPLIACIÓN ES NECESARIA

En este sentido, Beltrán Macchi, vicepresidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban) aseguró que para recuperar la economía se tendrá que usar los mecanismos ya habilitados para otorgar garantías y liquidez al sistema financiero, que tendrá que apoyar a los distintos agentes económicos y familias, con periodos de gracia y plazos más largos, mientras estos se ajustan a una nueva realidad de ingresos y gastos.

Afirmó que debe fortalecerse al Fogapy  con recursos genuinos, refiriéndose a la deuda propuesta por el Ejecutivo para financiar la ampliación, ya que será absolutamente necesario en la medida en que se avance a las fases previstas para la salida de la cuarentena. 

“La demanda real de crédito empezó con el inicio de la fase uno y va en franco crecimiento; por esto es necesario anticiparse y el Congreso deberá considerar aprobar la propuesta del Ejecutivo en su totalidad incluido el financiamiento del Fogapy para efectivamente apoyar la reactivación en la salida de la cuarentena”, sostuvo. 

POSICIÓN HACIENDA

Cabe recordar que el titular de Hacienda, Benigno López había señalado que si en Diputados se ratifica en la versión del Senado literalmente la ley sería “letra muerta” puesto que no existen fuentes de financiamiento para dotar de mayores recursos al Fogapy.

“Si se aprueba la versión del Senado esta ley no va ayudar a nadie. El Fogapy ha tenido una evolución importante en las últimas semanas. Al principio las operaciones aprobadas por día eran de dos o tres, ahora son unas 300 operaciones de crédito por día”, había asegura.


Destacadoeconomía