¿Cómo manejar el estrés y evitar el colapso?

Tips para disminuir la sobrecarga en el día a día

GESTIÓN PERÚ

El estrés es una reacción natural del cuerpo que lo prepara para “luchar” o “huir” ante una situación que percibe como peligrosa o amenazante.

Pero además de ser necesario para la “supervivencia”, cuando el estrés está presente en un nivel razonable proporciona energía, genera entusiasmo, productividad, te pone más alertas y te da el impulso necesario para enfrentar los desafíos, superar los problemas y alcanzar tus metas; pero cuando el estrés se torna incontrolable y se hace excesivo o se prolonga demasiado, es cuando se convierte en un problema afectando negativamente la salud física y mental, la concentración y hasta las relaciones.

EFECTOS COMUNES

Este estrés negativo e incontrolable suele aparecer debido a cambios de vida, problemas de dinero, sobrecarga de trabajo, conflictos con otras personas, sensación de vulnerabilidad, sensación de falta de control, etc.; y algunos síntomas o señales que te permitirán reconocerlo son: alta presión sanguínea, dolores de cabeza, dificultad para dormir, temblores o movimientos nerviosos, irritabilidad, impaciencia, miedo, falta de concentración, falta de motivación, trastornos alimenticios, baja autoestima, etc.

Por tanto, no hay que tratar de eliminar el estrés completamente del día a día, sino que se debe aprender a manejarlo o controlarlo, de tal modo que puedas sacarle provecho, en vez que sea perjudicial; y, afortunadamente, así como son varios los efectos negativos del estrés, también son varias las formas para combatirlo o controlarlo.

RESPIRAR PROFUNDAMENTE

 

Realizar una respiración profunda ayuda a combatir el estrés cada vez que éste surja, aunque para poder mantenerlo siempre bajo control hay que aprender a respirar profundamente de forma permanente.

SER POSITIVOS

 

Otra forma de manejar el estrés es siendo positivos ante las situaciones que te generen estrés; por ejemplo, ante un pequeño traspié en el negocio no debes ponerte a pensar que te irá mal, sino, en que pase lo que pase lo vas a superar.

ACTUAR

Otra forma de controlar el estrés es dejar de seguir gastando tiempo y energía en preocuparse o lamentarse por algo, dejar de seguir dándole más vueltas al asunto, hacerse cargo de la situación o del problema, y actuar.

REDUCIR LA CARGA

Una causa común de estrés es la cantidad excesiva de cosas que se realiza o se ve uno obligado a hacer, por lo que otra forma efectiva de manejar el estrés consiste en reducir la carga y procurar hacer menos cosas de lo habitual.

 

ORGANIZARSE

Ser organizados con la mayor parte de las cosas, por ejemplo, al tener organizado el escritorio, al tener en orden de los archivos, o al dejar las cosas siempre en el mismo sitio, se evita perder tiempo al momento de buscarlos, se evita tener que preocuparse por ello, y evita el riesgo de que se puedan perder.

TOMARSE UN DESCANSO

Otra forma de controlar el estrés consiste en tomarse un descanso, el cual podría consistir en tomarse unas vacaciones, ir de viaje el fin de semana, tomarse un día libre, dar un breve paseo, conversar brevemente con otra persona, navegar un rato por internet, o simplemente pararse y estirarse.

CONECTARSE CON OTRAS PERSONAS

Conectarse con otras personas, ya sea contándoles ese problema o preocupación que se tiene, también se puede realizar actividades con ellos, compartir o comentar ideas, noticias o sucesos, o simplemente hablarles, también ayuda a combatir el estrés.

Conectarse con otras personas, ya sea contándoles ese problema o preocupación que se tiene, también se puede realizar actividades con ellos, compartir o comentar ideas, noticias o sucesos, o simplemente hablarles, también ayuda a combatir el estrés.