Gestión y Desarrollo de Personas en Instituciones de Educación Superior

5días profesional 

Pedro Joaquín Godoy Alvarenga y . Arturo Estigarribia Rodas

Prof. Lic. Pedro Joaquín Godoy Alvarenga (Director Ejecutivo del CEDEI, Docente Universitario)

Las personas son las que conservan el statu quo existente, y son las que generan y fortalecen la innovación y lo que será. Ellas son las que producen, venden, sirven al cliente, toman decisiones, lideran, motivan, comunican, supervisan, administran y dirigen los negocios de las empresas. También dirigen a otras personas, porque no puede haber organizaciones sin personas.

En este contexto, Chiavenato, (2009) afirma que hablar de administración de las personas es hablar de gente, de mente, de inteligencia, de vitalidad, de acción y de proacción. La administración de las personas es una de las áreas que ha sufrido más cambios y transformaciones en años recientes. Éstos no sólo han tocado sus aspectos tangibles y concretos sino, sobre todo, han modificado los conceptuales e intangibles. La visión del área que se tiene hoy es enteramente diferente de la que tenía su configuración tradicional, cuando se llamaba Administración de Recursos Humanos (ARH).

Prof. Lic. Arturo Estigarribia Rodas (Consultor, Docente Universitario)

Desde este cambio paradigmático, recursos humanos (RH) es una de las áreas de las empresas que tiene más cambios. Muchas instituciones educativas han sustituido el termino de administración de los recursos humanos a gestión del talento humano y en la actualidad, la gestión de personas. Los términos cambian, pero no las prácticas administrativas para movilizar y utilizar con plenitud a las personas en sus actividades

Esta nueva concepción de gestionar personas radica principalmente en la importancia de vincular los intereses personales de los trabajadores con los intereses de las organizaciones; pero para lograrlo, es fundamental lograr el compromiso de las personas. Esta situación está bajo la responsabilidad de quienes lideran las instituciones, sabiendo que una adecuada gestión puede significar el éxito o fracaso empresarial (Capital humano, 2008).

Entre las funciones principales del responsable de la Gestión y Desarrollo de personas se encuentran:

  • Gestionar y coordinar la aplicación de las normas y los procedimientos del personal.
  • Desarrollar y aplicar sistemas de información de la gestión.
  • Contratar y asignar recursos.
  • Atraer al personal más cualificado y ubicarlos en aquellos puestos para los que sean más adecuados.

Entre las funciones específicas:

  • Proponer mejoras a las políticas y procedimientos de Gestión de Personas.
  • Mantener la actualización de contratos, registro de asistencia, revisión de nivel de remuneraciones, etc.
  • Elaboración y control de programas de capacitación y desarrollo del personal, ejerciendo un rol de contraparte en la contratación de servicios en la materia. Apoyar y mantener los registros de las capacitaciones, así como su evaluación de eficiencia y efectividad.
  • Realizar estudios de clima en forma periódica, de sus conclusiones y diagnostico definir programas anuales o bianuales de mejoramiento del clima laboral y planificar actividades de desarrollo personal que permitan mejorar aspectos tales como: Comunicación eficaz, conductas no apropiadas, trabajo en equipo, gestión del tiempo, conciliación y equilibrio entre lo laboral y familiar, dentro de otras.
  • Elaboración y ejecución de programas de bienestar del personal. Establecer y mantener convenios con instituciones que vayan en beneficio de los trabajadores de la institución.
  • Control de cumplimiento de políticas de selección y reclutamiento de personal.
  • Contratación, inducción y finiquitos de personal.
  • Mantención de información relevante del personal.
  • Promover el bienestar individual y colectivo de los trabajadores, así como cumplimiento de Código de Buenas Prácticas Laborales, no discriminación y relaciones interpersonales.
  • Organización de charlas, talleres de interés para los trabajadores y su familia.
  • Planificar, organizar y fomentar las actividades culturales y deportivas de la institución (aniversario de la Institución de educación superior, festividades, etc).
  • Colaborar en la elaboración del presupuesto anual del área de personas y otras actividades análogas.
  • Colaborar en actividades relacionadas al Sistema Integrado de Gestión y otras certificaciones que requieran su participación.

Para el cumplimiento de todo lo mencionado es importante que el responsable de la dependencia de la Gestión y Desarrollo de Personas de la Institución de Educación Superior tenga conocimientos básicos de:

  • Planificación, ejecución y evaluación de programas y proyectos.
  • Comprender situaciones del mercado laboral.
  • Mantener relaciones personales.
  • Organizar el trabajo de la unidad.

Cuyas competencias laborales deben estar orientadas a:

  • Compartir conocimientos y experiencias.
  • Habilidades para trabajar con actitud positiva y constructiva.
  • Demostrar apertura al cambio y habilidad para administrar situaciones.
  • Predisposición, dinamismo y creatividad.
  • Capacidad de Liderazgo.
  • Trabajo Colaborativo.
  • Inteligencia emocional.
  • Sentido de pertenencia.

Referencias Bibliográficas

Calleja, T. (1990). La universidad como empresa: una revolución pendiente. Rialp.

Capital Humano. (2008). Atraer, retener y desarrollar. Debates IESA, 40.

Chiavenato, I. (2009). Gestión del Talento Humano. En I. Chiavenato, Gestión del Talento Humano. México, D.F.: McGraw/Interamericana Editores S.A., 10.

Centro de Estudios Integrales CEDEI.

 


Destacado