Solo el 5% de las Mipymes accedió a préstamos de la banca pública

Al menos 13 mil solicitudes no tienen respuesta
Noelia Duarte
Corresponsal CDE 

De acuerdo al informe de la Secretaría de Industria y Comercio del Alto Paraná, solo 700 préstamos fueron aprobados en la banca pública para representantes de las micro, pequeñas y medianas empresas de esta región. Son al menos 13 mil solicitudes que no tienen trámite ni en el Banco Nacional de Fomento (BNF), ni en el sector privado, siendo el sector uno de los más perjudicados con los embates de la pandemia del Coronavirus.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) en general tuvieron que cerrar las puertas al público porque no tuvieron las condiciones de soportar las severas pérdidas que les produjeron los meses de aislamiento obligatorio que dispuso el gobierno. Sin embargo, los datos que reporta la dependencia de la Gobernación del Alto Paraná es que la respuesta fue casi nula para el sector.

Según Iván Airaldi, titular de la dependencia departamental, los afectados sufren por la falta de agilidad para dar respuesta a los pedidos de préstamo, que paradójicamente, son promocionados por el equipo económico nacional como alternativas para salvar el negocio de los inversionistas.

Al respecto, el funcionario mencionó que el propio presidente del ente, Carlos Florentín reconoció que están sobrepasados debido a la excesiva demanda, sin embargo, no han presentado una medida de acción para mejorar y agilizar la atención a este sector, cuyos emprendimientos van desapareciendo.

Igualmente hizo énfasis que la falta de infraestructura del BNF en la zona, dificulta el escenario para los micro, pequeños y medianos empresarios que hace cuatro meses están reclamando la asistencia crediticia. Por ello, hablan que van a interceder para buscar una corrección en los errores que se tiene para asistir a los empresarios afectados en su economía, durante la pandemia

ESTÁN ABANDONADOS

Los empresarios tanto del sector gastronómico, eventos y otros rubros de esta zona del país, siempre indicaron que se sentían abandonados porque no pueden acceder a los préstamos, principalmente porque los requisitos son excesivos. Uno de los casos fue mencionado por Bruno Meskin, presidente de Asobares de Ciudad del Este, quien explicó que los préstamos que le ofrecieron, no compensan porque con una facturación cero, no pueden asumir el riesgo de pagar cuotas en este tiempo.

Otra queja recurrente es la falta de claridad para acceder a los préstamos de la banca estatal. Incluso, la entidad habilitó correos electrónicos y números telefónicos para supuestas inspecciones, pero ni siquiera responden a las sugerencias de los interesados y en la mayoría de los casos, no se dan respuestas a las peticiones, indicaron.


Destacado