Tres tipos de música que impactan en la productividad

Gestión, Perú

La música no es solo un medio para entretenimiento: también puede fomentar la creatividad y ayudarnos a ser más productivos. Escucharla también puede ser terapéutico al aliviar los sentimientos de estrés para poder concentrarse mejor.

La ciencia ha encontrado ciertos tipos de música que pueden ser beneficiosos mientras se trabaja. Algunas clases de tonadas parecen ayudar con el aprendizaje y mejorar la capacidad para procesar información. Otras, permiten bloquear el ruido de fondo de distracción. Incluso, hay otras melodías que se sincronizan con las ondas cerebrales para inducir momentos de inspiración.

Para saber qué deberías escuchar. Estos son los tres tipos de música que te darán un gran impulso en el trabajo.

1. MÚSICA CLÁSICA

Diversos investigadores han afirmado durante mucho tiempo que escuchar música clásica puede ayudar a las personas a realizar tareas de manera más eficiente. Esta teoría, que ha sido apodada “El Efecto Mozart”, sugiere que escuchar a los compositores clásicos puede mejorar la actividad cerebral y actuar como un catalizador para mejorar la salud y el bienestar.

La ausencia de palabras en la música puede ser un factor, ya que las canciones que contienen letras son una distracción cuando intentas enfocarte. Y la música clásica es conocida por su capacidad para calmar, relajar y ayudar a reducir el estrés. Se ha encontrado que este género de música ayuda a los estudiantes a desempeñarse hasta 12% mejor en sus exámenes. Algunas selecciones, como Para Elisa de Beethoven, parecen ayudar a estudiar más y retener más información.

EJEMPLOS

Bach Classical Study Playlist, Classical Music for Studying: Mozart, Beethoven, Bach Study Music Playlist for Better Concentration, 6 Hour Mozart Piano Classical Music Studying Playlist: Great Beautiful Long Pieces y Vivaldi’s quick-tempo “Four Seasons”.

2. MÚSICA DE NATURALEZA

Escuchar los sonidos de la naturaleza, como las olas en la playa o el murmullo de un arroyo, mejora la función cognitiva y la concentración. Estos sonidos funcionan mejor cuando son suaves, como el agua que fluye o la lluvia. Los ruidos más fuertes como las llamadas de aves y los ruidos de los animales pueden distraer.

Científicos del Instituto Politécnico Rensselaer descubrieron que los sonidos naturales mejoran el estado de ánimo y el enfoque. Su estudio encontró que los empleados eran más productivos y tenían sentimientos más positivos cuando los sonidos de la naturaleza se escuchaban en segundo plano mientras trabajaban.

Esto puede deberse a que estos sonidos permiten enmascarar ruidos más fuertes que distraen, como personas que hablan o escriben en la computadora.

SONIDOS

Olas del océano, sonidos de tormenta, lluvia cayendo, agua que fluye y fuente de agua.

3. MÚSICA CINEMATOGRÁFICA

Un soundtrack intenso de película puede hacer que sientas que estás haciendo algo inspirador o importante, incluso si simplemente estás eliminando tu lista de tareas pendientes. Una banda sonora grandiosa y épica que se reproduce en segundo plano puede hacer que incluso los pendientes más mundanos se sientan como si estuvieras cambiando el mundo, aumentando así tu concentración y productividad.

Las partituras de música cinematográfica pueden ser empoderadoras, elevar tu espíritu e iluminar tu estado de ánimo. Así que, si te sientes cansado y agotado, prueba a escuchar música de película de estilo épico para darte un impulso adicional de motivación.

TÍTULOS

Inception, The Social Network, Moon, Lawrence of Arabia, Cloud atlas, Amélie y The Bourne Identity.