Ven con buenos ojos los nuevos proyectos vía APP

Especialista destaca las bondades de este modelo

Martín Carlevaro, abogado y asociado de BKM Berkemeyer, conversó con el canal 5días sobre la ley de la alianza público privada (APP) y resaltó las oportunidades que simboliza este sistema que permite construir obras a costo cero, con la condición de pagar luego mediante deuda pública. El Ejecutivo plantea hacer modificaciones a través de un decreto para que los procesos para la firma de contratos sean más cortos. 

“Es una alternativa importante tratar de planificar la infraestructura de manera eficiente, sin importar el modelo de financiación. Con este combo (APP) se puede lograr un reimpulso importante para la economía del Paraguay”, dijo Carlevaro y resaltó que uno de los mayores valores del modelo es la distribución del riesgo de inversión. 

No obstante, confesó que estas alianzas no siempre son la panacea y que hay que escoger los proyectos que son más eficientes en manos privadas. Indicó que hay que hacer un análisis costo-beneficio para saber si es lo más conveniente para el Estado paraguayo. 

No todos los proyectos pueden ajustarse al modelo de una APP señaló, y para esto se debe buscar que el privado genere eficiencia. En este sentido indicó que la Ruta 2 y 7 ya ha demostrado que el sistema funciona con un “apetito impresionante” por parte de los financistas de los mercados internacionales. 

Recordó que entre las obras que se van a licitar próximamente vía APP están la Ruta 6 (mejoramiento, duplicación y operación del tramo Cambyretá hasta el acceso a Pirapó) por U$S 100 millones y la Ruta 1 (mejoramiento, duplicación y operación del tramo Ytororó hasta Quiindy) por U$S 180 millones.

“Ojalá el aeropuerto de Asunción se haga vía app también, tal cual son todos los aeropuertos de Latinoamérica. Además es un proyecto autofinanciable, es el privado el que le va a pagar al Estado un canon por tener los años de concesión de este servicio”, sostuvo. 

Consultado sobre qué parte sale más beneficiada con este sistema, el entrevistado alegó que la clave está en la distribución de riesgos, así que dijo que es posible que ganen todos, tanto el privado como el Estado y los financistas. “Sobre todo lo más importante es que ganen los usuarios que deben conseguir una infraestructura gestionada de mejor manera”, destacó.

Recomendó que se creen equipos técnicos especializados en estas modalidades que puedan continuar con los proyectos independientemente al cambio de la administración de los Gobiernos. “Deben sobrevivir a varios cambios de Gobierno o sino se vuelve todo muy caótico y si cada cinco años se cambian los planes se vuelve muy difícil”, expresó.

Consultado sobre el “sobrecosto” que podría tener una APP frente a una obra tradicional, dijo que en principio no tiene por qué ser así. “Si uno escoge una obra con la vía tradicional pero el Tesoro no tiene fondos para costear esa obra, podría tardar años en hacerse esa obra”, comentó.

Finalmente, dijo que las APP no aumentan el déficit fiscal ni la deuda pública. “Si se transfiere los riesgos adecuados al privado y no se generan pagos fijos, no tiene por qué ser registrada como deuda pública”, puntualizó. 


appobras