Volkswagen arriesga demandas por caso diésel en toda la UE

Bloomberg

Los propietarios de automóviles Volkswagen AG pueden demandar al fabricante por la manipulación de emisiones de diésel en cualquier parte de la Unión Europea, dictaminó el tribunal superior del bloque en su primer fallo sobre el escándalo.

El fallo del jueves del Tribunal de Justicia de la Unión Europea extiende la posibilidad de demandas a la compañía a cualquier lugar donde viva el propietario de un automóvil. El caso se deriva de una disputa en Austria, donde una organización de consumidores pide al menos 3,6 millones de euros (US$4,1 millones) en nombre de casi 600 propietarios de automóviles VW.

VW se enfrenta a una ola de litigios por parte de conductores que quieren recuperar el dinero por la pérdida de valor de sus automóviles diésel debido a la manipulación expuesta por el regulador estadounidense en septiembre de 2015. El escándalo le ha costado al fabricante de automóviles más grande del mundo más de 30.000 millones de euros hasta ahora.

Un fallo de la corte superior federal de Alemania en mayo, que ordenó a VW compensar a un cliente afectado, podría desencadenar pagos en la mayoría de los 60.000 casos similares aún pendientes del fabricante de automóviles.

“La decisión del tribunal no cambia mucho las cosas para los demandantes, los acusados y los tribunales en los procedimientos por el caso del diésel”, dijo VW en un comunicado enviado por correo electrónico. “La cuestión de la jurisdicción apenas se ha abordado fuera de Austria”, dijo.

El tribunal austriaco en 2019 solicitó a los jueces con sede en Luxemburgo que aclararan dónde se pueden presentar dichos reclamos, específicamente el significado de “el lugar donde ocurrió el evento nocivo” en la ley de la Unión Europea.

El tribunal austriaco local cuestionó si se pueden presentar demandas de indemnización en un país de la Unión Europea si el daño a las víctimas es exclusivamente financiero, pero es el resultado directo de un acto ilegal realizado en otra de las naciones del bloque.

El caso es: C-343/19 Verein fuer Konsumenteninformation.


Destacados