Yoga, la respuesta india al confinamiento

Gestión Perú

Desde que en el 2014 la ONU decretó el 21 de junio como el día internacional de esta práctica, miles de personas aprovechaban la jornada para mostrar su pasión por el yoga en eventos multitudinarios, una imagen que la distancia social ha sustituido este año por reducidos encuentros virtuales.

En medio de las medidas de confinamiento que mantienen aislado a medio mundo, la India ha promocionado como nunca antes la disciplina milenaria del yoga, subrayando los beneficios físicos y espirituales de esta práctica.

El primer ministro indio, Narendra Modi, un ferviente yogui, ha impulsado esta práctica desde que en el 2014 llegó al poder en la India, un país de 1.300 millones de habitantes que lleva tres meses en confinamiento, aunque se hayan relajado algo las medidas en las últimas semanas.

UN PLANETA MÁS SALUDABLE

“El mundo se está dando cuenta de la necesidad del yoga, incluso más ahora con la pandemia del coronavirus. Si nuestro sistema inmunitario es fuerte, eso ayuda a la lucha contra la enfermedad. Existen prácticas del yoga que aumentan nuestra inmunidad y mejoran el metabolismo”, afirmó Modi.

Agregó que “el yoga mejora nuestra búsqueda de un planeta más saludable. Se ha erigido en una fuerza para la unidad y profundiza los lazos de la humanidad. No discrimina, va más allá de la raza, el color, el género, las creencias y la ascendencia”.

Así, numerosas personas, personalidades e instituciones de todo el mundo han compartido en las redes sociales imágenes haciendo yoga.

Es el caso del presidente indio, Ram Nath Kovind, quien compartió en Twitter varias fotografías de él mismo practicando una disciplina que calificó como “el gran regalo de la India al mundo”.

Personalidades del mundo del deporte se sumaron asimismo a la iniciativa virtual, como el famoso jugador de críquet Harbhajan Singh, que tuiteó junto a su imagen que “El yoga es vida”, o los actores de la poderosa e influyente industria del cine de Bollywood Debina Bonnerjee y Rajneesh Duggal, entre otros, que compartieron sus fotos haciendo yoga en la red social Instagram.

ESCUDO PROTECTOR

Ciertamente “el yoga es mucho más que una actividad física, es una salida del estado de miedo, de incertidumbre y de agresividad”, explica la yogui india Bindiya Sabharwal, que considera la situación actual como un renacimiento para esta “forma de vida”.

“Estamos viviendo un momento muy interesante para el yoga que es hermoso, porque el yoga es muy experimental, es algo que tienes que vivirlo y aunque creo que la gente lo presentía, nunca hubo tanto tiempo como ahora”, continuó.

Esta instructora ha visto en las clases virtuales un nuevo modo de llegar con esta práctica a más gente durante el confinamiento, un momento en el que el yoga cumple una labor “muy importante”.

“El yoga nos permite abandonar el estado de dolor, porque si tu mente sufre, tu cuerpo continuará volviendo al dolor”, remarca.