¿Cómo contratar un seguro sin perder el tiempo?

Los corredores de seguros son una gran opción

prensa@5dias.com.py

Para suscribir un seguro con total sa­tisfacción, sea cual fuese su formato o formalidad, no hay recetas mágicas que valgan. Pero al menos importando una serie de pautas muy efica­ces llegarás a tu objetivo final y que no es otro que disponer de una póliza con las mejores condicio­nes de contratación.

No solamente conseguirás optimizar este producto asegurador, sino que in­cluso te permitirá ahorrar algo de dinero en la ope­ración. El portal especia­lizado en seguros, Rankia, aporta información sobre cómo optimizar este pro­ceso y contratar la mejor opción del mercado.

Con un poco de disciplina en tus exigencias, algo de interés y sobre todo con la disposición de unos excelentes profesionales satisfarás esta demanda de la manera más correcta posible. ¿Deseas conocer cuáles son las principales actuaciones que debes tomar a partir de estos mo­mentos?

¿CÓMO CONTRATAR UN SEGURO SIN PER­DER EL TIEMPO?

Dirigirte a una corredu­ría de seguros

Quizá una de las formas más rápidas para contratar un seguro es acudir a una correduría de seguros, ya que detectarán tus verda­deras necesidades e inten­tarán darte una respuesta inmediata a ellas, debido a que están en condiciones de acceder a las ofertas que genera el sector.

Una correduría de seguros es un intermediario entre el usuario y la compañía de seguros, siendo un ser­vicio totalmente gratuito para el cliente. Los corre­dores de seguros valora­rán todas las condiciones de tu perfil como usuario.

Además, tendrás la ga­rantía de que te harán una propuesta muy ajus­tada a tus intereses en poco tiempo y completa­mente ajena a los intere­ses de las compañías de seguros. No tendrás que preocuparte en ningún momento de la gestión y selección del seguro que más te conviene a ti y tu familia porque se encar­garán de diseñarlo con profesionalidad.

Gestionar las ofertas del sector

No cabe duda que estar al tanto de las ofertas de las compañías de seguros te agilizará considerablemen­te el proceso de la contrata­ción. Hasta el punto que tan solo necesitarás dirigirte hacia los modelos que más se ajusten a tu perfil como usuario, pudiendo elegir entre una gran variedad de pólizas debido a que prác­ticamente todas las ase­guradoras disponen de un lanzamiento promocional.

A partir de este momento ya solamente te quedará constatar qué coberturas estás buscando, porque la optimización del seguro no solamente se consigue con un abaratamiento del mis­mo, sino buscando tu mejor protección en cada modelo de seguro.

Establecer las necesida­des para el futuro

Si piensas en tu situación actual quizás estés come­tiendo un error del que pue­das arrepentirte unos años más adelante. Una excelen­te estrategia para no perder tiempo en la elección del mejor seguro de hogar, de­cesos, salud o para el auto­móvil consiste en detectar cuáles serán tus necesida­des en el día de mañana. No en vano, esto es algo fácil de prever en función de tu es­tado civil, edad y puede que hasta de los ingresos de lo que dependa tu economía doméstica.

En este sentido, es muy conveniente que dediques unos cuantos minutos para analizar cuáles son tus demandas próximas más relevantes. De esta forma, tendrás las ideas un poco más claras y tan solo requerirás que las ofertas que te proporcionen desde la compañía de seguros cumplan con buena parte de tus expectativas. Desde luego que si canalizas este deseo correctamente no lo lamentarás a partir de ese momento.

Tener las pólizas actua­lizadas

Esta estrategia tan especial te evitará demoras en la contratación o renovación de tu seguro de siempre. Entre otras razones, porque no necesitarás reparar en las coberturas que serán necesarias para defender tus intereses. Por otra par­te, su aplicación te llevará a que incluso estés en perfec­tas condiciones de obtener importantes descuentos en la prima de la póliza.

En este sentido, es muy interesante que cada cierto tiempo, por ejemplo cada uno o dos años, revises su contenido y trates de ade­cuar este producto a tus nuevas necesidades, más allá de cuál sea el tipo de se­guro que tengas contratado en ese momento.

Definir las prioridades

Y para finalizar, qué mejor forma para contratar un seguro sin perder el tiempo que estableciendo una se­rie de prioridades antes de que llegue este proceso en la gestión. Desde luego que no debes llegar hasta el úl­timo momento sin pensar en cómo debe ser tu seguro.

Para ello no te quedará más remedio que analizar cuá­les son las coberturas que han quedado desfasadas y las que vas a necesitar a partir de ahora, valorar el contenido de la póliza y si fuese preciso hasta definir quiénes son las terceras personas a las que deseas asegurar (tu esposa, hijos, etc.). Incluso puede ser la excusa perfecta para que contrates tus pólizas en la misma aseguradora. Desde una correduría de seguros tendrán alguna solución a esta demanda que plan­teas.

seguros