Cómo llegó el dolar a los 40 pesos

El Cronista
Argentina

 

En VideoMatch, un clásico de los ‘90, se destacaba entre los mejores sketches humorísticos del programa, “Deportes en el recuerdo”. En él, Pablo Granados y “Pachu” Peña protagonizaban a Molfino y Vidaña, dos conductores muy desfachatados que rememoraban historias de viejas leyendas del futbol. Todas las historias finalizaban con el clásico disturbio denominado “la hecatombe, la debacle total, un seguidilla de hechos bochornosos…”.

El jueves, 30/8, el tipo de cambio saltó hasta U$S 39,25, pero tocando $ 41,60 de máximo, y marcando una suba de 15% en un día, y acumula 110% en lo que va del año.

¿Cómo llegamos hasta acá? Sin dudas hay factores externos que soplan de frente hoy cuando hasta fines del año pasado soplaban de cola, pero también hay una seguidilla de hechos bochornosos encarnados en decisiones de política económica que sirvieron de caldo de cultivo para culminar con esta hecatombe del peso argentino.

Pasaré a mencionar de enumerativa, y no taxativa, aunque algunas cronológicamente lejanas pero no por eso menos importantes:

1-) 28D: La independencia del BCRA, es un requisito necesario (aunque no suficiente) para que se puede cuidar el valor de la moneda. El ejecutivo se entrometió en terreno que no le correspondía.

2-) Impuestos a la renta financiera: Si bien fue impulsado por la oposición, el Gobierno hizo caso omiso a agentes del mercado que sugerían que esta medida no iba en la dirección correcta. Tal es así, que capitales de corto plazo decidieron dejar el país por este impuesto.

3-) Retrotraer las tarifas: El sector energético, fue el sector que más inversiones atrajo de la mano de un nuevo marco normativo, que se prometió mantener en el tiempo. Que referentes de la misma coalición de gobierno propongan modificar tal marco, no genera la seguridad jurídica necesaria para incrementar tales inversiones.

4-) Desarme de Lebac: Existe cierto consenso acerca de que la política monetaria es más transparente y tiene mejores mecanismos de transmisión sin Lebac en posesión de entidades no bancarias o personas físicas. Sin embargo, el timing es un tanto cuestionable, dado que trajo consigo una lluvia de pesos al mercado, reflejado en una baja fuerte de las tasas de interés, en un contexto donde se necesita hacer atractivo la moneda local.

ArgentinaDestacadodolarpeso argentino