Cuidados a tener en cuenta para evitar el exceso de alimentos

Los diversos acontecimientos como cumpleaños, bautismos, casamientos, reuniones, como así también actividades del trabajo, son la oportunidad perfecta para caer en el abuso de las comidas y bebidas, que afectan de sobremanera a la salud pero principalmente al estómago.

Razón por la que es de suma importancia tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar esta práctica que se realiza a sabiendas de sus consecuencias.

El resultado de este abuso se ve reflejado en acidez, digestiones pesadas, y muchas veces es desencadenante de una gastritis.

RECOMENDACIONES

El Instituto de previsión Social, IPS, señala que las manifestaciones digestivas son consecuencia de una trasgresión alimentaria, que pueden aparecer por el efecto tóxico del exceso de alimentos, sobre todo de alcohol.

Destacan que este exceso genera una gastritis aguda que se presenta con dolor en el estómago, náuseas, acidez, vómitos, sensación de intolerancia y rechazo de comidas que, por lo general, dura de 3 a 5 días y luego desaparece, si uno se cuida en la alimentación basada en una dieta liviana.

Para evitar que la salud se resienta por estos excesos, el IPS, aconseja llevar a cabo una serie de medidas que pueden ayudar a mantener una correcta alimentación y hábitos saludables.

Lo mejor es prevenir, comer con moderación, en la medida de lo posible huir del picoteo antes de los días establecidos.

No obstante, ante cualquier trastorno que pueda presentarse, se debe actuar de forma responsable, y utilizar los medicamentos destinados al autocuidado de la salud siempre bajo el consejo del profesional médico.

CUIDADOS

Algunos alimentos con que hay que tener mucho cuidado ya que generan una trasgresión digestiva son los de alto contenido graso, además de frituras, cerdos, condimentos, salsas, chocolates y la chipa hecha con grasa animal.

CONSECUENCIAS

Por otra parte la institución expresa que otra consecuencia del abuso de alimentos es que se corre el riesgo de padecer una gastroenteritis aguda que implica no sólo una inflamación del estómago sino también del resto del tubo digestivo e intestinos que conllevan a diarreas (también provocadas por virus o bacterias).