El gasto en fútbol coloca a China a la par de Italia y España

Los equipos de la Súper Liga china el año pasado gastaron US$451,3
millones para importar jugadores, superando los US$168 millones de 2015. Esto
también hace de China el quinto país de mayor gasto en el mercado mundial de
transferencias, sobrepasando a Francia y a poca distancia de los equipos de La
Liga de España (US$508,7 millones) y la Serie A de Italia (US$508,5 millones).

El gasto de los equipos ingleses, bien provistos gracias a
operaciones naciones e internacionales, todavía hace parecer pequeño el del resto
del mundo. Esos clubes desembolsaron US$1.370 millones en transferencias
internacionales, según la FIFA, y otros US$440 millones en transferencias
nacionales, operaciones que Deloitte sigue en forma separada.

La aparición de los equipos chinos como oferentes en busca de
talento de primer nivel repercute en el mercado general de jugadores, pero no
está claro si la serie de adquisiciones continuará. El gobierno intervino este
mes con la advertencia de moderar el ?gasto irresponsable?. Poco después, se sancionó
una nueva ley para reducir el número de jugadores extranjeros autorizados por
equipo. Esto podría reducir el gasto total o tener el efecto perverso de elevar
los precios de la cantidad de importaciones que acaba de limitarse.

Antes de la intervención del gobierno, las primeras semanas de
2017 insinuaban que los equipos chinos seguirían pagando cantidades
exorbitantes. Un club de Shanghái contrató a Carlos Tévez, un jugador de 32
años próximo al fin de su carrera, convirtiéndolo en el mejor pago del mundo,
según se dijo. Y Oscar, un jugador de la reserva del Chelsea, partió a China
después que Shanghai SPIG pagó US$75 millones para asegurarse los servicios del
mediocampista.

Los datos de la FIFA también proporcionaron una instantánea de la
cantidad de deportistas que cruzaron las fronteras cada año para jugar al
fútbol, mostrando que el número de transferencias internacionales llegó a
14.591, cifra que incluye 900 transacciones entre nuevos socios comerciales.