Endeudamiento de Sacyr no atrae financiamiento

Fuentes indican que se quieren usar fondos de cajas previsionales para la obra víal

El consorcio Rutas del Este SA, encabezado por la empresa constructora española Sacyr, todavía no ha conseguido el crédito de US$ 500 millones necesario para financiar la obra de ensanche de las rutas 2 y 7, motivo por el cual el Ministerio de Obras Públicas planea dar otra prórroga al contratista, efectivamente extendiendo el plazo hasta el año que viene.

Actualmente se maneja la propuesta para financiar la obra con los fondos jubilatorios previsionales para mantenerla a flote, según fuentes en comunicación con 5días. Este método de financiamiento puede resultar muy riesgoso para la preservación de estos fondos pues podría resultar sin ningún retorno, en especial debido a que Sacyr ya tiene antecedentes de incumplimiento de contratos de construcción, así como un importante nivel de endeudamiento.

Sacyr representa 60% de consorcio Rutas del Este SA, en asociación con la constructora portuguesa Mota Engil, con un 20%, y la empresa paraguaya Ocho A, con otro 20%. Esta distribución de responsabilidades deja a Sacyr como la cara visible de la obra de expansión de las rutas 2 y 7.

Al mes junio del 2018, el informe financiero trimestral de Sacyr reveló que la constructora española posee un ratio de endeudamiento de 749%, muy por encima de los rangos adecuados. Este ratio se obtiene dividiendo el pasivo total de la compañía entre el patrimonio neto, lo cual significa que las deberes de Sacyr son 7,49 veces más que sus capital propio. Para una empresa este ratio representa un excesivo volumen de deuda, que en casos graves podría resultar en una descapitalización de la misma.

Asimismo, cabe destacar que a la fecha Sacyr no cuenta con ninguna calificación de riesgo.

De acuerdo al balance de la compañía correspondiente al primer semestre de 2018, un 37% de sus deudas son a corto plazo, equivalente a un pasivo corriente de US$ 5.280 millones. Por otro lado, el pasivo no corriente de la empresa española cerró la primera mitad del año por un valor de US$ 8.827 millones, valor que representa un incremento de 6,8% en relación al monto registrado en mismo periodo del año anterior.

En lo que respecta a sus indicadores financieros, la constructora registró un ROE (rendimiento del patrimonio) del 4,4% en junio 2018, y un ROA (rendimiento del activo) de 0,5%.

PERSPECTIVA

En conversación con 5días, Luis Pettengill, presidente de Ocho A, dijo que el tanto Sacyr, como el consorcio de Rutas de Este, no tienen ningún problema en conseguir la financiación de US$ 500 millones de entidades bancarias. El ingeniero aclaró que la financiación para la obra vial está concedida por el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, por medio de una emisión de bonos, que en caso de no ser colocados en su totalidad, Goldman Sachs se compromete a comprar los restantes. Pettengill explicó que el único inconveniente que tienen las entidades financieras es iniciar la obra sin que se tengan todas las expropiaciones realizadas. El gobierno hace las expropiaciones y el gobierno paga las expropiaciones, aseveró Pettengill.

El MOPC tenía que haber terminado las expropiaciones para marzo del 2018, un año después de que el consorcio haya firmado el contrato, explicó el titular de Ocho A. El gobierno pidió una prórroga hasta diciembre del corriente año para poder llevar a cabo las expropiaciones, que en su totalidad son 1800 para la obra. Para agosto del 2018, el MOPC solo ha realizado 400 expropiaciones, afirmó Pettengill.

Pettengill reiteró que no hay dificultad de financiamiento pues la emisión de bonos se puede realizar en cualquier momento, pero la condición es que el gobierno se comprometa a terminar al menos 1200 expropiaciones para marzo del año que viene. Según el ingeniero, las entidades bancarias dicen que el riesgo de que el MOPC no realice las expropiaciones no puede ser pasado a los bonistas.

Con respecto a la posibilidad de que se utilicen los fondos de las cajas previsionales para financiar las obras viales, Pettengill afirmó que jamás se emplearan los mismos y que eso nunca se trató con el consorcio. El ingeniero dijo que el gobierno saliente no quiere reconocer que no hizo su trabajo a tiempo en lo que respecta a las expropiaciones, deteniendo todo el proceso, y que por eso quieren echar la culpa al consorcio por no conseguir el dinero. Pettengill comentó que Sacyr no tiene ningún problema financiero pues la empresa ya pasó el proceso de evaluación antes de la firma del contrato.

El nuevo gobierno tendrá que comprometerse a una fecha específica para la cual tendrá todas las expropiaciones y solo así se podrá realizar la emisión de bonos para el financiamiento, concluyó Pettengill.

PROYECTO

El consorcio Rutas del Este fue adjudicado la concesión de las rutas 2 y 7 por el MOPC el 14 de marzo del 2017. El plazo de dicha concesión es hasta marzo del 2047.

El proyecto vial en proceso tiene como objetivo la construcción de una segunda calzada, que completaría una plataforma de cuatro pistas, dos para cada sentido del tránsito. Asimismo, el diseño busca evitar la circulación a través de poblaciones urbanas por medio de circunvalaciones a las ciudades de Ypacaraí, Caacupé, Itacuburí de la Cordillera, entre otros.

appcontratacionesDestacadogoldman sachsluis pettengillMOPCocho aruta 2 y 7rutas del estesacyr