“Es difícil despegar en 5 años en innovación

Científica sostiene que se trabajó en incentivar la investigación

La baja inversión en investigación coloca a Paraguay en una posición desfavore­cida no solo a nivel mundial, sino regional. En el último in­forme de Global Innovation Index (GII), Paraguay bajó 4 escalones en el ranking que engloba a 130 países del mundo, comparando su últi­ma posición en 2017.

De posicionarse como el país número 85 en el ran­king 2017, Paraguay pasó a ubicarse en el puesto 89 en el 2018. “Hay una asi­metría muy grande con re­lación a nuestros vecinos, y eso se debe básicamen­te a que Paraguay recién en el 2013 empezó a in­vertir en cantidad para los procesos de investigación científica a través del Co­nacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología)”, señaló Antonieta Rojas, Presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay en comunicación con Canal 5días.

Rojas describe a la innova­ción como el proceso de creación para aportar valor a un producto. Con lo cual es posible alcanzar un produc­to a través de investigación, el momento de agregarle un nuevo valor a ese producto es cuando uno empieza a innovar, “a pegar saltos”. “Eso es lo que hacen la mayoría de los países y es una de las prin­cipales formas de desarrollo de un país, que genera un conocimiento que le permite exportarlo, invertir para me­jorar”, explicó.

Señaló que años anteriores, para el gobierno destinar dinero para la investigación era considerado un gasto an­tes que una inversión. “Los gastos en investigación eran ínfimos, incluso las univer­sidades -que deberían ser los centros de pensamiento y creación del conocimiento y la innovación- no tienen ni carrera de investigador, ni tampoco fondos para invertir en investigación”, agregó.

En el 2013 el Fondo para la Educación, Excelencia e In­vestigación (FEEI), destinó unos US$ 120 millones para el Conacyt para cinco años,. “Es muy difícil que tan solo en 4 a 5 años podamos des­pegar del lugar donde esta­mos. Esta es no solamente una inversión, sino requiere una consolidación y una po­lítica de investigación que sea fuerte y a largo plazo”, agregó.