Se necesitan US$ 50 mil millones para pavimentar toda la red vial

9 DE CADA 10 KILÓMETROS NO SE ENCUENTRAN ASFALTADOS

Según datos del MOPC (Ministerio de Obras Pú­blicas y Comunicaciones), el país debería invertir 1,44 veces lo que produce en un año (Producto In­terno Bruto) para cubrir el déficit de infraestructura vial que posee. En térmi­nos nominales, se necesi­tan más de 45 mil millones de dólares americanos.

En este contexto, la deu­da que tienen los últimos gobiernos con el país se vuelve preocupante. En el último año solo fue­ron asfaltados 100 Km. nuevos de rutas, es decir, en la actualidad el país cuenta solamente con unos 6.200 Km. de cami­nos asfaltados, muchos de ellos con mala calidad.

DÉFICIT

Sumando todas las rutas pavimentadas en el terri­torio nacional (asfaltados, empedrados, adoquina­dos, etc.) vemos que más del 90% de las rutas no se encuentran cubiertas, ascendiendo el déficit a más de 66.000 Km. sin ningún tipo de pavimentación.

En cuanto a las rutas na­cionales (las que partiendo de la capital de la Repúbli­ca se internan o cruzan una gran extensión del in­terior del país) vemos que el 99% se encuentran as­faltadas, sin embargo, se observa que el 73% de los caminos departamentales (Las que recorren todo un Departamento o la mayor parte de él) no fueron pa­vimentados hasta el mo­mento. El porcentaje in­cluye a más de 9.900 Km. de caminos descubiertos.

Sin dudas, estamos en presencia de un gran de­safío para el Estado de cara al nuevo periodo pre­sidencial que se avecina a partir del próximo mes de agosto.

RUTAS VECINALES

De los caminos vecinales (aquellos que unen el cen­tro de una ciudad con sus compañías o barrios y los que enlazan dos caminos departamentales) se vuel­ve alarmante el hecho de que solo el 1% de los más de 57.000 Km. de ruta se encuentren pavimentados.

Según el Ingeniero Hugo Florentín, presidente de la Asociación Paraguaya de Carreteras, esta situación hace que exista una baja accesibilidad social y sec­tores sumergidos en la ex­trema pobreza no puedan acceder a puestos de salud, educación y otros.

Otro punto que destacó fue la falta de integración del Chaco paraguayo, ha­ciendo que no se logre ex­plotar la productividad de esa región. Además men­cionó que en el último año no se pavimentó ningún Km. en la zona, aislando a toda la ribera del río Pil­comayo y la zona de Alto Paraguay.

 

FINANCIAMIENTO

En el último periodo pre­sidencial 2013-2018, los bonos soberanos se cons­tituyeron como la principal fuente de financiamiento para la pavimentación de rutas. Sin embargo, en su mayoría los proyectos contemplan reparación y mantenimiento de las

ya existentes, es decir -y como se observa en los números- las nuevas in­versiones no representan un crecimiento significa­tivo en kilómetros para la red vial del país.

Si analizamos el PGN (Presupuesto General de la Nación) ejecutado en el 2017, podemos darnos cuenta de que –en pro­medio- solo el 60% de los fondos disponibles para inversiones físicas por parte del MOPC son ejecutados (poco más de Gs. 2,7 billones en 2017 sobre los Gs. 4,1 billones presupuestados) y con esa diferencia que queda flotando cada año, se po­dría financiar una parte de lo que precisa el país para pavimentar todos sus caminos. La diferencia restante podría ser obte­nida gradualmente con la actualización del sistema tributario paraguayo. En este punto, suba de im­puestos como al tabaco y a la exportación de soja, que no generan un eleva­do costo político, serviría para cubrir otra parte de los ingresos necesarios, aportando aproximada­mente unos 200 millones de dólares anuales cada producto. Además, se po­dría retomar las intencio­nes de cobrar un impuesto a la importación de autos usados, aportando más de US$ 30 millones anuales.

INVERSIÓN

La inversión total nece­saria, rondaría los 45 mil millones de dólares ame­ricanos y según el PGN aprobado para este año, más la posibilidad de im­plementar la nueva polí­tica tributaria menciona­da precedentemente, sin tener que emitir nuevas deudas insostenibles en el tiempo, en unos vein­te años, todos los cami­nos, tanto nacionales, departamentales como vecinales podrían estar completamente pavi­mentados.

Actualmente el país po­see el 1,5% de la superfi­cie pavimentada y en solo cinco años se podría su­perar el porcentaje de red vial asfaltada por Uru­guay (4,5%), mejor país ubicado en la región.

APCCaminos vecinalesCarreterasDestacadoinversiónMOPCRed vial