Parar la corrupción es desafío clave de Abdo

Presidente arranca con buena economía pero déficits sociales

Uno de los principales desafíos nacionales que enfrentará de entrada el presidente Mario Abdo Benítez será la lucha contra la corrupción y la impunidad dentro de todos los poderes del Estado, dijo el Dr. Ricardo Rodríguez Silvero, consultor principal de Rodríguez Silvero y Asociados.

El economista señaló que los pronósticos para el gobierno entrante no son halagadores si de primera no se deshacen pesos pesados de la corrupción como Oscar González Daher, Víctor Bogado, Jorge Oviedo Matto y otros legisladores que tienen causas pendientes con la justicia paraguaya.

Mientras no se combata radicalmente la corrupción y la impunidad se pone en peligro la gobernabilidad e institucionalidad del país, explicó Rodríguez. Comentó que en las condiciones actuales, la mala imagen que el Paraguay proyecta a la comunidad internacional, así como los contactos que existen al más alto nivel de los poderes del estado con lavadores internacionales de dinero, narcotraficantes y el crimen transnacional, hacen difícil que la nación pueda obtener el grado de inversión por parte de calificadoras de riesgo internacionales.

LEGADO

Rodríguez explicó que en lo que respecta a la economía, el gobierno saliente deja a Mario Abdo un panorama macroeconómico favorable, articulado en buenas políticas monetarias, cambiarias y crediticias.

La política fiscal está por debajo del tope máximo establecido para los saldos rojos de Hacienda en la ley de responsabilidad fiscal, agregó el economista. También comentó que la inflación se mantiene cerca del 4%, existe una buena previsibilidad cambiaria y que la oferta crediticia cada vez alcanza a más sectores, con plazos más largos y costos más bajos.

En el ámbito microeconómico, Rodríguez dijo que el desempeño del presidente saliente Cartes ha sido mediocre debido a que los microproductores rurales y microempresarios urbanos siguen sin asistencia técnica y crediticia adecuada.

En lo social, comentó que el trabajo del gobierno ha sido regular porque todavía existe el desafío de erradicar la pobreza que afecta a aproximadamente una quinta parte de la población nacional. No obstante, afirmó que cabe destacar que debido al crecimiento económico que llevamos por más de diez años, se produce una movilidad social ascendente de parte de los estratos sociales medios superiores, que pasan a nuevos niveles demográficos, pero sin poder mantenerse todos ellos en esos niveles debido a los altos costos de la educación y la seguridad social. Lo que parece un noticia positiva termina siendo una noticia negativa para muchos de ellos, explicó Rodríguez.

DEFORESTACIÓN

Por último, pero no menos importante, el economista afirmó que el peor desafío que hereda el gobierno entrante es lidiar con la crisis ambiental del país, que no solo ha sido mal atendida por el gobierno de Cartes, sino que realmente se ha fomentado desde adentro del gobierno, sobre todo con un decreto que aprueba la deforestación.

Se ha logrado algo inusitado en este país y es que pasamos a formar parte de los primeros países más depredadores de bosques del mundo, dijo Rodríguez. El Paraguay dilapida bosques sin reforestación masiva, lo que resultó en que los bosques nativos de la región oriental sean prácticamente inexistentes en la actualidad.

Rodríguez explico que gran parte de la deforestación se debe en a la “brasileñización” de las propiedades inmobiliarias del país. Está ocurriendo ya en el Chaco lo que ha ocurrido en la parte oriental del Paraguay, acotó Rodríguez.

deforestacióndesafíosDestacadohoracio cartesmacroeconomíaMario AbdopobrezaRicardo Rodríguez Silvero