Reflote del negocio de tarjetas continúa lejano

Según datos del Ban­co Central del Paraguay (BCP) antes de la pro­mulgación de la ley de tarjetas la cartera alcan­zaba un total de G. 2.937 mil millones y luego del control de precios pasó a G. 2.513 mil millones.

Con respecto a la can­tidad de plásticos dentro del mercado, los núme­ros pasaron de un total de 966.896 tarjetas de créditos a 857.541 plásti­cos, lo que representa un desplome de 109.355 uni­dades menos del siste­ma. En conversación con el diario 5días referentes del sistema bancario in­dicaron que están traba­jando en llevar a cabo un proyecto para elevar la tasa a un 30% aproxima­damente para este año.

IMPACTO

A finales del año pa­sado, el presidente de la Asociación comentó acerca de los efectos ne­gativos de la ley de tar­jetas ya que ha generado un proceso de exclusión a aquellas tarjetas dirigi­das al segmento de me­nores ingresos y que no se ha logrado revertir.

Para Macchi este tipo de medidas se asemeja a las condiciones previas a los años 90’s donde en Para­guay vivíamos bajo lo que se conoce como represión financiera y que estos controles de precios fo­mentarán el crecimiento de todo tipo de operacio­nes fuera del sistema r e g u l a d o con el con­s e c u e n t e e s t a n c a ­miento de la Banca.

CENTRAL

Por otro lado, represen­tantes del BCP manifes­taron que aún no recibie­ron ninguna propuesta para modificar la ley de tarjetas pero que consi­deran que se manejaba antes de la implementa­ción de la ley de tarjetas, es decir, entre 40% y 50% es una tasa muy elevada.

Miguel Mora, jefe del departamento de estu­dios económicos del BCP, señaló que lo más conve­niente es que el mercado fije los precios, asimismo indicó que la interven­ción del gobierno en el sistema finan­ciero solamente genera este tipo de inequidades y expulsiones de personas a mer­cados no forma­les o no controlados que a su vez implican tasas mayores al 60% aproxi­madamente.

BCPley de tarjetas