Standard & Poor’s degrada calificación del gigante de América del Sur a BB- (Estable)

La calificación de crédito de Brasil fue rebajada más profundamente a territorio especulativo por S&P Global Ratings luego de que se retrasará una votación sobre la crucial reforma del sistema de pensiones del Gobierno, lo que socavó los intentos de apuntalar las finanzas de la economía más grande de América Latina.

La deuda del país fue puesta en nivel BB-, tres escalones por debajo del grado de inversión, con una perspectiva estable, dijo la firma en un comunicado el jueves. Brasil ahora está calificado al mismo nivel que países como Bangladesh y República Dominicana. S&P había eliminado la calificación de Brasil de CreditWatch en mayo, pero mantuvo la perspectiva negativa reflejando los desafíos políticos.

“A pesar de varios avances de política por parte del Gobierno de Michel Temer, Brasil ha tenido un progreso más lento de lo esperado al implementar una legislación significativa para corregir el deslizamiento fiscal estructural y el aumento de los niveles de deuda de manera oportuna”, dijo en un comunicado Lisa Schineller, analista de S&P.

El Gobierno de Brasil renunció en 2017 a sus esfuerzos de presionar por una votación sobre una reforma de la seguridad social después de sufrir para obtener suficiente apoyo en el Congreso. El proyecto de ley quedó retrasado para febrero de 2018, lo que elevó la perspectiva de que no se haga nada respecto a las crecientes obligaciones de pensiones hasta después de las elecciones de este año.

brasilDestacadointernacionales